20 de septiembre
Miércoles
Mayormente despejado
23°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
18°
29°
Sábado
Nublado
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
lunes 9 de enero de 2017, 01:00

Tape Porã espera duplicar 5 km de la ruta 7 por mes

La firma Tape Porã, que amplió su concesión de la ruta 7 hasta el 2053, espera duplicar 5 km de la vía al mes para terminar la ampliación (a cuatro carriles) de 114 km de la ruta en el 2018, informaron directivos de la compañía.

“Desde enero de 2017 las empresas constructoras empezaron a apresurar los trabajos”, manifestó el gerente financiero de la firma, Ricardo Ruiz Díaz. “El plazo original era de 36 meses y estimamos concluirlo en 28 meses”, dijo.

Señaló que el tramo de casi 114 kilómetros se dividió en tres secciones de 38 kilómetros cada una y que las vialeras Tecnoedil SA, Benito Roggio e Hijos SA y la Constructora Acaray SA, ya operan desde setiembre pasado. Para cumplir el cronograma cada frente de obra tiene que avanzar 1,6 kilómetros por mes.

Las obras para duplicar el tramo privatizado, que va desde Caaguazú hasta Minga Guazú, estarían terminadas en diciembre de 2018, según el plazo acordado entre las contratistas y Tape Porã.

Ruiz Díaz recordó que la obra demandará una inversión de 130 millones de dólares y que en ella se cuidan detalles relacionados con el medioambiente. Al respecto, dijo que se prevé la reposición de 10 arbolitos por cada árbol removido en el tramo.

“La duplicación de la ruta 7 no costará nada al Estado paraguayo y para el usuario no implicará ningún reajuste de los niveles actuales del peaje”, enfatizó.

La fiscalización de la calidad del camino estará a cargo de la empresa Inconpar SA, cuyo representante es el ingeniero Félix Soerensen, atendiendo que Tape Porã debe entregar una ruta como nueva al terminar la concesión.

Estima que durante la construcción será fuente de trabajo directo para 600 operarios. Requerirán albañiles y jardineros para la construcción de alcantarillas de hormigón, cunetas cubiertas con pasto y siembra de 25.000 árboles como reforestación.

Los 140 km de la ruta privatizada, desde Caaguazú hasta Ciudad del Este, se transformarán en una autopista con dos carriles por cada sentido, ahorrará una hora de viaje y reducirá el índice de accidentes.