19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
sábado 15 de abril de 2017, 01:00

Tañarandy, una experiencia religiosa que celebra 25 años

Por Vanessa Rodríguez

SAN IGNACIO - MISIONES

Deslumbrante. Como cada año, miles de personas se dieron cita en Tañarandy, compañía de San Ignacio, Misiones, que en esta ocasión rememora 25 años de su creación en 1992. La temática se basó en recrear la época de esplendor de la presencia de los jesuitas en las misiones y su expulsión producida hace 250 años. Más de 20.000 personas pudieron apreciar estos días el espectáculo que conjuga arte y fe.

Sobre la laguna de Tañarandy, un puente adornado con farolas fue la novedad de este ciclo, aparte del gigantesco retablo adornado de retazos de marcos que el mismo artista Koki Ruiz juntó por tres años en las marquerías de San Ignacio. Estos elementos compusieron gran parte del altar junto a otros que fueron del altar del Papa, que estuvo en exhibición durante la Semana Santa y estará hasta mañana Domingo de Pascuas en la Barraca.

Procesión. La Virgen Dolorosa recorrió en procesión seguida por los estacioneros, peregrinos y visitantes de todas partes, nacionales y extranjeros, quienes cantaban y lloraban por la crucifixión de Jesucristo en todo el trayecto de tres kilómetros conocido como Yvága Rape (Sendero al cielo).

El Yvága Rape fue iluminado con candiles de apepu (cáscara del cítrico, rellenado con cebo de vela y en el centro la mecha de trapo); esto brindó la luz necesaria al camino vecinal por donde se realizó la procesión que se inicio a las 16.00.

Al llegar a la barraca las personas se colocaron como pudieron por la aglomeración y disfrutaron del espectáculo en un ambiente caluroso. Como en ediciones anteriores Koki preparó un retablo de arte que adornó brindando el marco ideal al Viernes Santo.

En la Barraca, el artista ofreció a través del arte vivo, al igual que en el teatro El Molino, un cuadro que representaba la expulsión de los jesuitas por orden del rey Carlos III de España. Destacó que con la temática por los 250 años de expulsión de los jesuitas esperan que los presentes reflexionen sobre el aporte y legado de los jesuitas y las reducciones.

Legados de JesuItas. "En las reducciones jesuíticas, en los 30 pueblos, se vivió en una sociedad igualitaria, porque cada familia indígena tenía su tierra para cultivar y producir alimentos. Además de la evangelización, los indios aprendieron oficios, escultura, pintura, música y arte barroco en los talleres, tuvieron hogar de ancianos, centros de atención a los huérfanos y escuálidos, lo que demuestra una sociedad modelo que duró 160 años en las Misiones, siendo el centro de las reducciones San Ignacio Guasu", explicó Ruiz.

Este año pobladores de la compañía San Javier de San Ignacio fueron azotados por un tornado que dejó por el suelo 36 casas, destruyó parte de otras 26 y dejó prácticamente en la calle a las familias. Por ese hecho el obispo de Misiones y Ñeembucú Mons. Pedro Collar encargó a Koki solicitar aportes en víveres y ropas.

El artista relevó el pedido a los presentes y sugirió que la entrega se haga en la parroquia de San Ignacio.