20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
martes 18 de abril de 2017, 01:00

Suspenden mesa de diálogo prevista para esta mañana

Para hoy, a las 9.00 horas, estaba pactado el tercer encuentro de la mesa de diálogo convocada por el presidente de la República, Horacio Cartes, por pedido de la Iglesia Católica.

La reunión debía llevarse a cabo en el ex Seminario Metropolitano, y debían asistir eventualmente líderes de la oposición.

La suspensión de la mesa de diálogo fue confirmada por la Dirección de Comunicación de la Presidencia de la República.

El sector de la oposición, liderado por Efraín Alegre, titular del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), había ratificado que no asistiría al encuentro.

El presidente del Congreso, Roberto Acevedo, y el ex ministro Rafael Filizzola, del Partido Democrático Progresista, tampoco iban acudir a la cita, ya que la primera condición para el efecto era el inmediato retiro del polémico proyecto de enmienda constitucional que permitiría la reelección presidencial, punta de lanza para que se desate la gran crisis política que viene atravesando el país desde hace varios meses.

El senador Fernando Lugo, del Frente Guasu, fue invitado, pero no había dado señales de que acudiría a la mesa de diálogo.

En la primera convocatoria, el titular del Congreso, Roberto Acevedo, y Adolfo Ferreiro, senador por el movimiento Avanza País, acudieron como representantes de la oposición, pero al ver que el oficialismo se oponía al retiro del proyecto, decidieron abandonar la mesa de diálogo.

En la segunda convocatoria solo acudieron el presidente de la República, Horacio Cartes, y sus aliados del FG y miembros de su partido, por lo que el encuentro fue tildado de fracaso.

Finalmente, ante la decisión del jefe de Estado de renunciar a su intención de ser reelecto, la convocatoria a un tercer encuentro para destrabar la crisis quedó en la nada.