3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
lunes 19 de septiembre de 2016, 01:00

Sugieren separar la cuenta personal de la del negocio

La economista Stephanie Buhk asegura que la separación de la cuenta particular de la cuenta de la empresa es crucial para evitar el desorden financiero de un negocio familiar. Buhk aconseja como punto de partida la elaboración de un plan de ventas. “A partir de ahí, es importante incluir la estimación de todos los costos y gastos en que incurrirá el negocio para cumplir con ese plan de ventas que se haya trazado”, explica.

En el presupuesto de ventas, se registran los ingresos y egresos de acuerdo al mes en que se estima que los mismos ocurrirán, independientemente de cuándo se cobre y cuándo se pague. El presupuesto de caja se rige de acuerdo al movimiento de dinero, es decir, cuando se cobra de los clientes y cuando efectivamente se paga a los proveedores, refiere.

RIESGOS. Es muy común cuando se tiene un negocio familiar el mezclar las cuentas personales y las del negocio. “El negocio funciona en la propia casa, por tanto no se paga alquiler de un local; se posee un vehículo que se utiliza tanto para la familia como para realizar compras y entregas del negocio; varios miembros de la familia trabajan en el propio negocio; al no separar las cuentas se pierden de vista los gastos reales que posee la empresa y, por tanto, se distorsiona la rentabilidad real de la misma”, advierte.

Es importante que el empresario identifique todos aquellos casos en que se mezclan ingresos y gastos de la empresa con los personales. Una vez que se tiene el listado, es importante asignar un precio y registrar las operaciones. Así también, es importante que la caja de la empresa y la de la familia se manejen por separado. En el fondo, “se trata de un ejercicio de disciplina que debe ser implementado para no mezclar las cuentas”, indica.

INVERSIONES. En cuanto a los tipos de inversiones, señala que las más importantes son la inversión en activos fijos y la inversión en capital operativo. “El capital operativo, por lo general, es omitido y en muchas ocasiones es el que lleva a tener descalces a las empresas”, refiere.

Respecto a los presupuestos, señala que si bien el de ventas es importante, sin dinero nada podrá llevarse a cabo. “De ahí la importancia de planificar también el flujo de caja de la empresa”, enseña.

Stephanie Buhk es economista egresada de la Universidad Nacional de Asunción y magíster en Finanzas por la Universidad Torcuato Di Tela de Buenos Aires.

En su trayectoria laboral, trabajó seis años en la Comisión Nacional de Valores, en el Departamento de Estudios Económicos y Análisis Financieros, en el que se inició como asistente y llegó a tener a su cargo la dirección del departamento. Desde el 2010 se incorporó a Petrobras Paraguay, donde se desempeñó como coordinadora del Área de Planificación Financiera y asistente del gerente comercial. Ahora realiza consultoría financiera.