2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
34°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
miércoles 2 de noviembre de 2016, 01:00

Sube la tensión entre los colonos y campesinos en la colonia Guahory

A lo largo y ancho de Guahory se percibe un ambiente caldeado. Entre amenazas de muerte, ambos grupos; el de los colonos brasiguayos y el de los campesinos persisten en la colonia.

La Policía Nacional, desde el pasado lunes, día que terminó la tregua entre los grupos, reforzó su presencia en el lugar.

Los colonos se vieron impedidos, por el acuerdo con los campesinos, de plantar las tierras en litigio. Pero desde el lunes lo pueden hacer, ya que la tregua feneció.

Jair Weber Weber, principal referente de los colonos, dijo a este diario que la situación en la colonia está cada vez más complicada.

Afirmó que apenas pasen los días de lluvia empezarán a plantar soja, y piden protección policial para ese trabajo.

Por el otro lado, los campesinos manifiestan que no dejarán a los colonos plantar.

Esta situación preocupa de sobremanera a la Policía, pues es en esos cruces cuando suelen ocurrir incidentes.

El domingo por la noche fue detenido en la colonia una persona quien a bordo de una camioneta transportaba armas y proyectiles. Debido a esto, la Policía actualmente verifica el interior de todos los vehículos que ingresan y salen de Guahory.

Ya el fiscal Alejandrino Rodríguez, de Caaguazú, advirtió que Guahory es una bomba de tiempo que en cualquier momento puede estallar.

Amenazas. Sotero Cáceres, intendente municipal de Tembiaporã, quien abiertamente se pronuncia a favor de los campesinos, denunció que la semana pasada, el colono Jair Weber Weber, con arma de fuego en mano, atropelló su domicilio y lo amenazó de muerte.

“Me dijo que me iba a meter en la cárcel, que él le compra a todos los fiscales y jueces y que si no termino preso me va a matar (...)”, contó el jefe comunal a ÚH.

El intendente manifestó que teme por su vida y que por esa razón no puede ir más hasta Guahory.

Cáceres fue querellado por daño por un grupo de colonos brasiguayos quienes solicitaron la suma de USD 100.000 dólares a los efectos de llegar a una conciliación.

Además del intendente, también fueron querelladas otras personas, entre ellas concejales municipales y empresarios del distrito.

Niega. Jair Weber Weber trató de mentiroso a Sotero Cáceres y lo desafió a que avale su denuncia con pruebas. Dijo que el intendente le propinó un golpe en la cabeza.

Contó que trasladó a un ujier hasta la casa de Cáceres, para que el mismo sea notificado de la querella en su contra. Momento en que el intendente lo agredió.