22 de enero
Domingo
Poco nublado con tormentas
24°
36°
Lunes
Muy nublado
24°
34°
Martes
Poco nublado con tormentas
23°
35°
Miércoles
Muy nublado
21°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 12 de enero de 2017, 13:35

Sube 8 % el precio del combustible en Argentina, quinto aumento con Macri

Buenos Aires, 12 ene (EFE).- El precio del combustible líquido aumentó hoy en promedio 8 % en Argentina después de que el Gobierno y las petroleras llegaran a un acuerdo, lo que supone un incremento acumulado de alrededor de 38 % desde la llegada de Mauricio Macri al poder.

"Si bien no es una decisión del Ministerio, creo que con alto nivel de probabilidad las naftas y gasoil, todos los productos por igual, mañana estarán aumentando en un 8 %", avanzó este miércoles el ministro de Energía argentino, Juan José Aranguren, en declaraciones recogidas por medios locales tras el encuentro.

El responsable del área aseguró que "este será el único aumento en este trimestre" porque el próximo está previsto para "la primera semana de abril".

En el caso de YPF, controlada por el estado, la "nafta" Súper -la más barata del mercado nacional- pasó de alrededor de 17 pesos (1,05 dólares) a 18,45 pesos (1,16 dólares).

Se trata de la quinta subida en combustibles líquidos desde la llegada Macri a la Presidencia argentina en diciembre de 2015 y supone un aumento de 38 % desde entonces, una cifra por debajo del 40 % de inflación con la que terminó 2016, según cálculos oficiales.

En ese sentido, desde la Confederación de Entidades del Comercio del Hidrocarburo de la República Argentina aseguraron a Efe estar de acuerdo con mantener "actualizado" el valor de los combustibles porque, a su juicio, el año pasado la subida acumulada -un 30 %- "estuvo muy por debajo del aumento de los precios en general".

Aranguren indicó que la "gran mayoría" de las empresas llegaron a un acuerdo para "tener un sendero de precios" que permita acercarse en los próximos meses a los valores internacionales y apuntó que el objetivo del Gobierno es dar "certeza y previsibilidad".

Asimismo, anunció que si en algún momento el precio en el mercado local está por debajo del precio internacional, "automáticamente se suspende la vigencia del acuerdo".

El titular de la cartera energética indicó que "hay algunos productores de crudo pesado que todavía no están convencidos de que la velocidad para hacerlo (aplicar el aumento) es la que está planteada", y agregó que "quedarán en los próximos días para que ellos lo puedan acordar".

"Estoy convencido de que si se deja actuar al mercado los precios en la Argentina van a bajar, necesitamos más competencia", afirmó.

El último aumento del precio de los combustibles líquidos se produjo el pasado mayo (10 %), cuando se incrementó por cuarta vez en cinco meses, lo que supuso un incremento acumulado de alrededor del 30 % en 2016.