9 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 24 de noviembre de 2016, 07:08

StreetXO, el restaurante más "canalla" de David Muñoz aterriza en Londres

Londres, 24 nov (EFE).- En una pequeña calle del barrio de MayFair, uno de los más elitistas de la capital británica, se sitúa StreetXO Londres, el restaurante "más canalla" de la zona y el sueño hecho realidad del chef David Muñoz (Dabiz Muñoz).

En apenas tres semanas -desde su apertura el pasado 31 de octubre- la segunda versión "low-cost" de DiverXO, único restaurante de Madrid con tres estrellas Michelin, ya cuelga el cartel de completo para los próximos dos meses.

Un éxito que Muñoz ha logrado a base de perseverancia, esfuerzo y sacrificio pero que, desde luego, le ha merecido la pena. "Soy feliz", repitió en reiteradas ocasiones durante su conversación con la prensa en su recién inaugurado local británico.

Allí, el famoso cocinero de la cresta mohicana graba las últimas tomas de la que será la segunda temporada del reality de su vida detrás de los fogones, "El Xef" (Cuatro).

Con casi dos millones de espectadores de media en su primera edición, el programa, autodenominado por su protagonista "docu-xow", estrenará nuevos capítulos en 2017 que girarán en torno a la apertura de Londres.

"No tengo tiempo ni para respirar", afirmó Muñoz, que el pasado viernes terminó su servicio en DiverXO a las dos de la mañana y el sábado a las ocho estaba cogiendo un avión para cocinar en Londres.

"Trabajo cinco días a la semana en DiverXO y dos en StreetXO Londres, pero no es ninguna tragedia porque hago lo que me gusta", manifestó.

El chef contó que siempre se ha "permitido el lujo de soñar grande", lo que es consciente de que conlleva "trabajar muy duro", pero compensa cuando "ves que las cosas ocurren; es una sensación de triunfo personal impagable".

Con un equipo de 76 personas y un local que ha costado 3,5 millones de libras (4,1 millones de euros), el sueño de StreetXO Londres -que se ha convertido en realidad con dos años y medio de retraso- no ha sido un camino de rosas.

"Hubo muchos momentos que parecía que el proyecto no iba a salir adelante, que era un castillo en el aire", declaró el cocinero, quien sostuvo que al final lo ha conseguido por su "cabezonería y perseverancia".

El estilo vanguardista y rompedor de Muñoz le ha servido para ganarse críticas en más de una ocasión, algo que no le supone un problema pues entiende que "cuando no sigues las reglas preestablecidas en un mundo tan inmovilista como es la gastronomía, haya gente a la que no le parezca bien".

Y consideró, además, que "en el debate educado y razonado está el progreso".

Precisamente, es ese estilo diferente a lo tradicional en la alta cocina lo que Muñoz cree que es lo que más está sorprendiendo en el restaurante de Londres.

"El barrio de Mayfair es bastante pijo y no hay ningún restaurante que tenga un ambiente tan canalla, tan radical y tan bestia como StreetXO", opinó el cocinero madrileño, de 36 años. "Es como si entraras en un suburbio dentro del barrio más 'posh' de Londres", agregó.

Música a todo volumen, combinaciones de sabores imposibles servidas por camareros ataviados con camisas de fuerza, cocktails en vasos con forma de corazón humano y cerdos voladores dibujados en las paredes..., son solo algunas de las extravagancias que el comensal encontrará en StreetXO Londres.

"El sitio tiene mucho rollo, la comida es muy intensa, todo es creativo, todo es muy diferente y la experiencia es completa", puntualizó Muñoz.

La segunda temporada de "El Xef" revelará los momentos previos a la inauguración del restaurante más emocionantes, la creación de la nueva carta o las peleas con las obras del local.

El madrileño desveló que una de las cosas que más le gusta del programa es haber grabado los procesos creativos para la elaboración de los platos porque "ayuda a bajar a la tierra algo que en ocasiones está excesivamente mitificado".

Pese a la exposición mediática de su vida a través del "reality", Muñoz sostuvo que no se dedica a la televisión ni quiere "hacer grandes hitos televisivos". "Una cosa es que me sigan con una cámara con todo lo que hago y otra es dejar de hacer cosas para hacer televisión", concluyó, con los ojos puestos en la apertura de otro restaurante en Nueva York.

La que si se dedica a la pequeña pantalla es su mujer desde hace un año, la presentadora Cristina Pedroche, a la que el chef no tuvo reparos en elogiar. "Ella es la que me ha enseñado a ser feliz y a disfrutar", apuntó el cocinero, que da todo un homenaje a su pareja en la carta de StreetXO con las croquetas "La Pedroche".

"Estuvimos haciendo pruebas de croquetas hasta la saciedad, hicimos croquetas de cien sabores. Ella decidió la receta final", confesó.