22 de julio
Sábado
Despejado
18°
28°
Domingo
Despejado
20°
31°
Lunes
Despejado
20°
32°
Martes
Mayormente despejado
17°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 19 de diciembre de 2016, 12:49

Somos una sociedad muy cohibida a nivel sentimental, afirma Juan Antonio Bayona

Los Ángeles (EE.UU.), 19 dic (EFE).- "Somos una sociedad muy cohibida a nivel sentimental", declara en una entrevista con Efe el cineasta Juan Antonio Bayona, cuyo filme "A Monster Calls" llega el viernes a EE.UU. tras batir récord de taquilla en España este año.

El fenómeno "A Monster Calls" desembarca en el país norteamericano beneficiado por la presencia de Felicity Jones ("Rogue One: A Star Wars Story") y la dirección de Bayona, que prepara "Jurassic World 2".

Fantasía y drama van de la mano en el filme, que cuenta cómo un niño de 12 años (Lewis MacDougall), que afronta la enfermedad de su madre (Jones) y sobrelleva los abusos que recibe en la escuela, encuentra un improbable aliado en un monstruo que aparece cada noche en la ventana de su habitación.

Ese monstruo, con la voz de Liam Neeson, guiará al joven protagonista -y al espectador- en un viaje emocional de coraje y fe en busca de la verdad, una historia que habla del legado que los padres dejan a los hijos y del poder de las historias para comprender la realidad.

"Somos una sociedad muy cohibida a nivel sentimental", dijo Bayona en entrevista con Efe. "Cuando una película suscita las emociones hay cierto reparo o tabú en llorar. No pasa nada si una película da miedo o te hace reír, pero si te hace llorar, crea suspicacias", agregó.

"La gente se siente a veces vulnerable. Vivimos en una sociedad donde no nos decimos las cosas abiertamente. No hay comunicación. Esta película fuerza la comunicación. Tienes que contar la verdad porque el tiempo se acaba. Y cuesta mucho, pero resulta liberador", manifestó.

Con tan solo tres películas en su haber, Bayona se ha convertido en sinónimo de éxito, hasta el punto de que Hollywood, que llevaba tiempo detrás de él, le ha confiado la continuación de "Jurassic World", la segunda película de mayor recaudación mundial en 2015 tras "Star Wars: The Force Awakens".

Pero el cineasta español no está obsesionado con trabajar exclusivamente en EE.UU. y, de hecho, tiene previsto regresar a su país tras concluir "Jurassic World 2".

"Muchas de las grandes películas de Hollywood hoy día se ruedan fuera, especialmente en Inglaterra. Hacer una película de Hollywood no implica rodarla aquí. Mis últimas dos cintas ('The Impossible' y esta) podrían ser producciones de Hollywood, pero las hemos hecho y manejado nosotros", apuntó el realizador.

Bayona, hasta llegar a "Jurassic World 2", una película de Universal Pictures, ha apostado en su carrera por filmes que se han financiado independientemente.

"Es una suerte. He hecho las películas en las que creía y las he hecho como he querido. Ahora estoy probando algo diferente con un estudio y con gente a la que admiro. Estoy disfrutando y aprendiendo del proceso", indicó.

Pero antes de embarcarse de lleno en esa aventura, comprobará el rendimiento de "A Monster Calls" en tierras estadounidenses de la mano de Focus Features.

"La gente aquí no sabe que es española. Hacer una película supone un esfuerzo que el público no tiene por qué reconocerte. La gente va a ver la historia y a disfrutarla. Tu trabajo, como director, es contarla de la mejor manera posible", sostuvo.

Eso sí, aprendió de su experiencia previa con "The Impossible", distribuida en EE.UU. por Summit Entertainment.

"Nosotros veíamos ya que la película no iba cogida de la mano que debía. Se notaba que no confiaban en la película. Se distribuyó con miedo, y una película sobre un tsunami que, además, toca zonas muy oscuras, no puedes distribuirla con miedo porque te la comes con patatas", confesó Bayona.

De los 180 millones de dólares que recaudó la cinta en todo el mundo, apenas 19 llegaron de salas estadounidenses.

"Ya me sorprendió que Naomi Watts fuera candidata al Óscar. No esperaba ninguna nominación", aseguró.

"A Monster Calls", por su parte, ha recaudado casi 26 millones de euros en España (unos 27 millones de dólares) y ha sido vista por más de 4,5 millones de espectadores. Además, logró recientemente una nominación a los premios Critics' Choice para MacDougall y otra para sus efectos visuales.

Incluso expertos auguran su presencia en la carrera de los Óscar en varias categorías técnicas.

"Desde luego, el trabajo de cada jefe de equipo está a la altura de una nominación. Sería algo significativo para toda la industria española. La enriquecería", reconoció.

Esa respuesta abrió el debate sobre la fortaleza de la industria del cine en España.

"Realmente hay empeños personales por sacar adelante proyectos, pero no hay una industria, no hay una ayuda oficial realmente significativa por parte del Estado. Una industria como tal, potente, no hay en España", manifestó.

"Que se rueden películas grandes en España es bueno para la industria, para que haya un buen entramado de casas de postproducción, de alquiler, de técnicos a la vanguardia en últimas tecnologías...Si no se dan facilidades, te quedas a la cola, y si te quedas a la cola, los rodajes se van a otro sitio", finalizó.