23 de julio
Domingo
Despejado
19°
31°
Lunes
Despejado
20°
33°
Martes
Mayormente despejado
18°
32°
Miércoles
Despejado
18°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 2 de enero de 2017, 01:00

Solo dolor y lágrimas en familias de secuestrados al inicio del año

Pese a que las familias de los secuestrados se reunieron en la noche en espera del Año Nuevo, las risas, abrazos y alegrías se convirtieron en llantos y dolor. Para la familia Urbieta fue el primer fin de año sin don Félix, en Belén Cué, jurisdicción de Horqueta, mientras que para los familiares de Edelio Morínigo ya fue el tercero sin el hijo, en Arroyito (Horqueta).

Familiares del policía Edelio Morínigo, secuestrado por miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), lamentan la falta de información sobre el suboficial y aseguran que no habrá fiestas ni paz en la familia mientras no tengan una prueba de vida.

Con una fotografía de su hijo, doña Obdulia Florenciano atendió a ÚH y expresó que su consuelo es acariciar a cada instante la imagen de Edelio imaginando que en cualquier momento puede verlo en cuerpo y alma con la elegancia de su uniforme.

Pero ante la realidad, solo le quedó como madre derramar sus llantos y pedir una prueba de vida. “Queremos saber algo de él, que nos envíe de cualquier forma una prueba de vida, así podremos pasar un poco mejor”, explicó.

La causa. Señaló que hasta el momento no comprende el motivo del secuestro de Edelio y el motivo de tanto silencio del grupo armado. “Nosotros no comprendemos esa situación, ya es demasiado largo el tiempo de quebranto que pasamos, es un calvario para la familia”, expresó doña Obdulia.

Apolonio Morínigo, padre del suboficial, apeló a la conciencia de los miembros del EPP a que si tienen algún sentimiento hacia el significado de la familia, que liberen a los 4 secuestrados para devolver la paz a los familiares. “Les pido que liberen a los 4 secuestrados o en todo caso que nos demuestren si mi hijo está con vida”, dijo Morínigo.

Agregó que el plazo de cautiverio ya es excesivo y que nadie merece vivir así con la incertidumbre y falta de paz. “Demasiado largo ya es, nadie merece esto y menos una humilde familia como la nuestra”, mencionó don Apolonio. La familia recibió a los hermanos de Edelio, pero no hubo ambiente de fiesta. Solo hubo un sencillo encuentro entre hermanos y a la medianoche, en vez de risas y alegrías, hubo llanto.

Edelio es el secuestrado con más tiempo en cautiverio. Hoy se cumplen 913 días de su secuestro y solo hubo una prueba de vida en octubre del 2014. El EPP lo considera prisionero de guerra y quiere canjearlo por epepistas presos.

Los Urbieta. El encuentro de la familia Urbieta estaba previsto en la estancia San Francisco, donde vive Hermelinda Agüero de Urbieta, esposa de don Félix.

La familia busca afanosamente reunir 500.000 dólares, que es el pedido del grupo armado de Alejandro Ramos para la liberación del ganadero. La situación de la familia es complicada, porque sus captores los mantienen en zozobra.

En estos días bajó el monto de rescate a 300.000 dólares, pero en un plazo muy corto. Al no cumplir con la entrega, volvió a subir a 500.000 dólares, que se mantiene hasta el momento. Incluso, según los datos obtenidos, les multaron con la muerte de dos animales en la estancia ubicada en Arroyito. Fue supuestamente por no cumplir con lo pactado.

Hay que señalar que Abrahán Fehr y Franz Wiebe también están secuestrados por el EPP, y sus familias también piden desconsoladamente que ambos sean liberados. Todos piden pruebas de vida.