11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 26 de septiembre de 2016, 12:41

Soldado chileno denuncia insultos y acoso homofóbico en el Ejército

Santiago de Chile, 26 sep (EFE).- El soldado chileno Alfredo Morales denunció hoy que ha sido acosado e insultado por sus compañeros y superiores en el Ejército debido a su orientación sexual.

Morales reveló públicamente los hechos con el apoyo del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), que destacó que se trata de la primera denuncia de este tipo en el Ejército chileno y anunció que emprenderá acciones legales.

"Me he sentido menoscabado y humillado. En ningún documento del Ejército dice que un homosexual no puede ser soldado. Quise seguir la profesión de mi abuelo, que era militar, pero me encontré con constantes abusos por mi orientación sexual que me mantuvieron en muchas ocasiones con licencia psiquiátrica", dijo Morales en una rueda de prensa.

El soldado, de 22 años, está destinado en la Brigada Acorazada La Concepción, en la ciudad norteña de Antofagasta, desde abril de este año.

El militar aseguró que se enfrentó a sus superiores por los constantes insultos homófobos pero las quejas fueron consideradas una indisciplina, por lo que le exigieron que firmara su baja de la institución.

Morales se negó a hacerlo y le comunicaron que le despedirían a fin de este mes. "Yo no voy a firmar mi baja, pero tampoco volveré al Ejército, pues es claro que habrá represiones", apuntó el joven, quien aseguró que hay otros militares en la misma situación.

El soldado explicó que primero trabajaba en el área de telecomunicaciones pero fue trasladado al comedor para ejercer labores de mayordomo por los insultos de sus compañeros.

"Mis compañeros me tiraban besos, me decían 'maricón', 'caballo', 'córtate las uñas'. Por eso, estuve mucho tiempo con licencia médicas y psiquiátricas, lo que perjudicó además mis estudios de enseñanza media", relató.

Los insultos y maltratos se repetían por parte de sus superiores, una capitana y un comandante. Éste último, según el denunciante, sostenía que los homosexuales no pueden formar parte del Ejército.

Rolando Jiménez, director del área de derechos humanos del Movilh, explicó que la entidad le envió una carta al jefe del Ejército, Humberto Oviedo, el pasado 27 de julio en la que denunciaba los hechos y solicitaba una investigación y sanciones contra los responsables.

Según Jiménez, un comandante le tomó declaración al soldado pero no le enviaron los resultados de la investigación al Movilh, que asumirá la representación legal de Morales.

"Iremos a tribunales sí o sí, sólo estamos evaluando cual será la acción legal más oportuna para enfrentar el abuso", manifestó Jiménez.