18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 18 de junio de 2017, 01:00

Sojeros se declaran en vigilia y prestos a un tractorazo por nuevo impuesto

Gremios y líderes de la producción sojera del país ratificaron ayer su rechazo categórico al nuevo gravamen que pretende imponer el Frente Guasu y se preparan para impulsar medidas de protesta.

El proyecto de ley para gravar con una tasa del 15% la exportación de soja en granos –que promueve el Frente Guasu, liderado por Fernando Lugo, y ahora secundado en alianza con el cartismo, liberales llanistas y oviedistas del Senado–, fue abiertamente rechazado y cuestionado ayer durante un encuentro de referentes del sector en el local de la Asociación Japonesa del distrito de Yguazú, del Alto Paraná. En la ocasión se declararon en vigilia hasta el jueves próximo para exigir que la Cámara Alta deje sin efecto la citada iniciativa.

Del encuentro participaron representantes de unos mil productores de Itapúa, Alto Paraná, Canindeyú, Caaguazú, Caazapá y San Pedro, además de los directivos de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), la Coordinadora Agrícola del Paraguay y de la Cooperativa Colonias Unidas.

El ingeniero Héctor Cristaldo, presidente de la UGP, dijo que cuatrocientos productores de distintos departamentos manifestaron su indignación ante el intento de aplicar el nuevo gravamen, que será incluido en el orden del día de la sesión del Senado del próximo jueves.

Sobre el plan de acciones que desarrollarán para enfrentar a la citada iniciativa, dijo que el jueves se reunirán en Itapúa. "Vamos a hacer una vigilia esperando con las máquinas al costado de la ruta, mientras se realice el estudio del proyecto en el Senado", advirtió.

DISPARATE. Cristaldo calificó de "disparate" el nuevo gravamen que se pretende aplicar a la producción sojera. "Es un disparate que invalida el trabajo. No se puede confiscar el 20% de la producción. Ahora lo que te dicen es que tenés que entregar uno de cada diez camiones como impuesto, ganes o pierdas. O sea, si yo saco cien mil kilos, tengo que entregar veinte mil aunque pierda. Es un disparate porque nadie paga sobre el bruto de la producción", sentenció.

Añadió que este gravamen será de carácter confiscatorio y nada tiene que ver con la política tributaria, sino con " la política populista del Frente Guasu".

El titular de la UGP alertó que el país está hoy en un escenario "donde las instituciones no funcionan, no hay regla estable que valga, sino que se junta un grupo con mayoría para imponer lo que quiera, sin que importe la ley ni la Constitución Nacional".

Insistió en que se está entrando en un "estado peligroso donde la politiquería está golpeando fuertemente la economía y va a perjudicar al país".

CRÍTICAS. Por otra parte, Cristaldo rechazó y calificó de infundados los ataques al sector, de que destruye la naturaleza, genera enorme riqueza y paga poco impuesto; como también que es responsable de la expulsión de campesinos de sus chacras.

Indicó que si destruían la naturaleza no iban a tener tierras tan productivas por más de treinta años.

Sobre la expulsión de los campesinos de sus tierras, dijo que también es falso por el hecho de que si se van es porque no tienen títulos de sus inmuebles, no pueden acceder al crédito formal, no tienen educación, apoyo técnico ni tecnológico. "No es la soja la culpable de eso", sentenció.

Finalmente, Cristaldo aseveró que el alto impuesto que se cobra en la Argentina a la exportación desembocó en la pérdida del alto nivel que tenía del trigo, como también de la carne.