2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
34°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 7 de septiembre de 2016, 01:00

Sojeros piden no subir impuestos y aseguran estar sobreendeudados

Se realizó ayer el lanzamiento de la campaña de la soja 2016-2017 en Obligado, Itapúa, con la siembra simbólica de la oleaginosa. En el evento, los productores de soja hablaron de que se inicia un año complicado, precedido por años aún más apretados, que dejaron a los agricultores sobreendeudados.

En esa misma línea, pidieron no aumentar los impuestos al sector, ya que los existentes constituyen un importante ingreso al país.

Edwin Reimer, presidente de la Federación de Cooperativas de Producción (Fecoprod), recordó que el año pasado se cosecharon 8,4 millones de toneladas de soja, en 3,3 millones de hectáreas. Teniendo en cuenta la difícil situación de los productores, la meta sería igualar los números en esta campaña.

“Desde el año pasado se arrastran deudas refinanciadas en el sector agrícola. Además, tuvimos un año de precios muy bajos”, resaltó Reimer.

En ese sentido, solicitó expresamente al Banco Central del Paraguay (BCP) tener en cuenta dicha situación y plantear así “plazos especiales” para refinanciar las deudas.

Por su parte, el presidente de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), José Berea, dijo que pese a las dificultades, el clima está acompañando el inicio de la siembra.

Támbién se refirió al aporte en materia de impuestos que ya realiza el sector. En la campaña anterior a la última, el sector sojero aportó en concepto de Iragro e Iracis cerca de USD 3.500 millones al año, comentó. Un año después, hubo una disminución de USD 1.000 millones, como consecuencia directa de la caída de precios, explicó.

Berea criticó además el pedido de los industriales de que haya una devolución del 100% del IVA. “Pretenden que el Estado les devuelva el IVA como un subsidio. Ellos tienen que valerse por sí mismos, no puede ir ese dinero a cuatro o cinco empresas”, manifestó, refiriéndose a las multinacionales.