8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 25 de agosto de 2016, 01:00

Sismo en Italia deja al menos 159 muertos y localidades destruidas

REUTERS

ACCUMOLI - ITALIA

Un devastador terremoto sacudió ayer varias localidades del centro de Italia, dejando al menos 159 personas muertas, residentes atrapados bajo escombros y un número indeterminado de desaparecidos.

El terremoto arrasó localidades montañosas y dejó caminos intransitables en una zona ubicada a unos 140 kilómetros al este de Roma. El movimiento se sintió en Bologna al norte y Nápoles al sur, ciudades que están a más de 220 kilómetros del epicentro del movimiento. Aunque la magnitud del terremoto fue solo de 6,2 –con epicentro cerca de la ciudad de Nursia– el daño que ocasionó fue severo debido a que se originó a poca profundidad, a unos 4 kilómetros de la superficie.

El Ejército fue movilizado para ayudar con equipos especiales y el Gobierno liberó 235 millones de euros (265 millones de dólares) en fondos de emergencia. En el Vaticano, el papa Francisco envió a una sexta parte del pequeño departamento de bomberos de la Santa Sede a la zona arrasada.

Los servicios de emergencia usaron helicópteros para movilizar a los sobrevivientes. Las autoridades dijeron que la búsqueda de cuerpos y sobrevivientes continuará durante la noche.

Una fotografía aérea de la zona afectada mostraba franjas destruidas de la ciudad de Amatrice, mientras los escombros llenaban las calles de la localidad cercana de Accumoli. Las imágenes de Amatrice revelaban devastación completa. “No existe más”, dijo a RaiNews24 el presidente de la Región del Lacio, Luca Zingaretti.

“Es toda gente joven, es temporada de vacaciones y el festival local estaba por celebrarse mañana, así que mucha gente vino a ese evento (...) Es una catástrofe”, dijo Giancarlo, un residente de Amatrice de 65 años, sentado en la calle vestido apenas con ropa interior.