6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 6 de octubre de 2016, 01:00

Sindicalistas de ANDE y Aduanas presionan por cobros extras

Los funcionarios aglutinados en el Sindicato de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) y Aduanas solicitaron una reunión con el secretario general de la presidencia, Juan Carlos López Moreira, para tratar el tema de la suspensión de las gratificaciones.

Los funcionarios de ambas entidades amenazan con que harán brazos caídos y una movilización para repudiar el Decreto Nº 6012 del presidente Horacio Cartes, que dejó sin efecto el pago de las gratificaciones paras las entidades dependientes del Poder Ejecutivo.

López Moreira confirmó ayer que recibieron la nota de parte de los dos sindicatos solicitando la reunión.

“Estamos abiertos al diálogo como siempre lo hemos hecho y creo que no vamos a dejar pasar una oportunidad de sentarnos a hablar y llegar a un acuerdo con ellos”, respondió el jefe de Gabinete a los sindicalistas.

Sostuvo que desde el Poder Ejecutivo no existe ninguna intención de convocar a los sindicalistas, pero adelantó que están abiertos a conversar con ellos.

La decisión presidencial de dejar sin efecto el pago de las gratificaciones significa un recorte de G. 56.000 millones aproximadamente para las entidades dependientes del Poder Ejecutivo.

Esta medida generó ronchas tanto en el Poder Ejecutivo como a nivel legislativo.

El equipo presidencial reaccionó con este decreto ante la indignación ciudadana que generó la decisión de la Cámara de Diputados de aprobar el pago del tercer aguinaldo a sus funcionarios.

no retrocederán. En el Poder Ejecutivo no hay ninguna intención de retroceder ante la decisión tomada, a pesar de las presiones que están realizando los sindicalistas.

López Moreira rechazó las acusaciones que recibieron de la oposición, cuyos referentes consideran que la acción de Cartes se enmarca dentro de medidas populistas que buscan generar simpatía en momentos en que sigue latente el plan de enmienda para plantear la reelección presidencial.

La administración de Cartes saca a colación que en el 2013 el 86 % de las recaudaciones se destinaban a pagar salarios y a partir de allí hasta hoy la cifra se redujo al 72%. En el Presupuesto 2017, que recientemente fue presentado al Congreso, nuevamente se incluyen los pagos en concepto de gratificaciones.

Hablan de la necesidad de buscar consenso, aunque reconocen que es difícil porque se inicia el año electoral.