21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 22 de marzo de 2017, 13:13

Sin aval del Congreso, Paraguay coloca bonos por USD 500 millones

El Gobierno paraguayo colocó USD 500 millones en el mercado internacional sin el aval del Congreso Nacional, pero con el respaldo de dos empresas calificadoras de riesgo país.

"El mundo se hace eco de la confianza que transmite Paraguay, #bonos colocados a una de las mejores tasas de Latinoamérica, 4,7%", señaló en su cuenta de Twitter el presidente de la República, Horacio Cartes.

Minutos antes, el senador Carlos Amarilla había tuiteado que los títulos de deuda fueron vendidos a 10 años de plazo con una tasa de interés del 4,7%.

Embed

También la opositora Desirée Masi se pronunció en las redes.
Embed

La información también fue publicada por la agencia Reuter, que además refiere que la demanda alcanzó cerca de 3.000 millones de dólares en los libros de pedidos. La operación es dirigida por la empresa de servicios financieros Citigroup.

El Congreso Nacional había recortado el monto de emisión de bonos soberanos bajo el argumento de que el Gobierno no proveyó de información suficiente sobre el destino de la deuda que pretendía contraer con más de USD 500 millones.

Esto llevó a que el Poder Ejecutivo recurra a la Corte Suprema de Justicia, donde solicitó aclarar la certeza constitucional acerca de la vigencia del Presupuesto 2016 para este año, que a su vez incluye la emisión de títulos de deuda.

Con el fallo del Poder Judicial a su favor, el gGobierno envió al exterior al ministro de Hacienda, Santiago Peña, y al presidente del Banco Central del Paraguay (BCP) a ofertar los bonos.

La semana pasada la Standard & Poor's informó que mantiene la nota BB para los bonos nacionales, en tanto que este martes se pronunció Moody's con una calificación de Ba1.

Los legisladores opositores sostienen que esta operación es ilegal, al no tener aprobación en el Congreso; para remediarlo, pretendían tratar el proyecto este martes, pero finalmente no hubo convocatoria y recién se estudiará este jueves en sesión ordinaria.

Según la escala de S&P, una obligación calificada con 'BB' es menos vulnerable a incumplimiento que otras emisiones especulativas. Sin embargo, enfrenta constante incertidumbre y exposición ante situaciones adversas financieras, económicas o del negocio, lo que puede llevar a que el emisor tenga una capacidad inadecuada para cumplir con sus compromisos financieros sobre la obligación.