9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Opinión
lunes 18 de julio de 2016, 01:00

Simposio sobre la música paraguaya

Sergio Cáceres Mercado – caceres.sergio@gmail.com
Por Sergio Cáceres

Leí las declaraciones más que interesantes de los maestros Saúl Gaona y Sánchez Haase aparecidas en Última Hora, vertidas durante el Primer Simposio La música en Paraguay. Recuerdo muy bien a Saúl y su energía cuando organizó, a fines del siglo pasado, el ciclo de conciertos Beatles Sinfónico, con la Orquesta Sinfónica de Asunción. Es un gran conocedor de la música contemporánea y lo que diga al respecto debe tomarse muy en serio. Lo mismo digo de Diego Sánchez Haase, uno de los jóvenes compositores formados en el exterior y que hicieron un excelente trabajo en la orquesta de UniNorte y ahora sigue con la misma profesionalidad frente a la OSIC.

Me pareció auspicioso que ellos y otros grandes referentes de la música paraguaya se hayan reunido a reflexionar sobre su presente y su futuro, y lo han hecho sin descuidar nuestra rica historia al respecto. Es que justamente nuestra rica historia musical hace que nos preguntemos cómo estamos ahora. Se nos enseña que una rica tradición nos precede. Nombres como Herminio Giménez, Agustín Barboza, Eladio Martínez, Juan Carlos Moreno González, Agustín Barrios, Mauricio Cardozo Ocampo y varios más dejaron una impresionante pléyade de creaciones. Incluso algunos como José Asunción Flores o Nelson Safuán crearon géneros musicales. Tan rico antecedente siempre es difícil de superar.

Ante tal contexto histórico pareciera como que no hay creaciones nuevas. Pero esto es muy falso. En el rock, en el jazz y otros géneros se está componiendo en cantidad y calidad. La cifra que menciona Gaona, en cuanto a los chicos y chicas que están estudiando música, es sencillamente impresionante y hace que compartamos la esperanza suya de que de estos jóvenes saldrán los grandes nombres que acrecentarán dicho acervo de históricas creaciones.

No estoy de acuerdo con aquellas proposiciones fundadas en el peor de los chauvinismos, que dicen que somos un pueblo musical por excelencia, o que nuestra música es la mejor del mundo. Todos los pueblos del mundo son musicales. Y la música de todas partes del mundo es hermosa si uno sabe apreciarla. Pero, como es lógico, nos gusta más lo nuestro y eso es perfectamente entendible. Por eso amamos nuestra música y queremos que siga creciendo.

Estoy seguro de que los aportes del simposio habrán sido más que enriquecedores. La música debe ser pensada, por sus cultores, por intérpretes y compositores. Como toda manifestación artística, reflexionar sobre la música es hablar de la cultura paraguaya, y eso siempre hace falta. Ojalá que aquellos que toman decisiones en el campo de las políticas culturales tengan en cuenta las sabias palabras de Sánchez Haase en cuanto a la infraestructura necesaria.

Mis felicitaciones a los organizadores y a todos los músicos del país por el esfuerzo y la iniciativa.