16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
26°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
sábado 29 de abril de 2017, 01:00

Similitudes entre informe de EEUU y la auditoría

El informe de auditoría presentado el miércoles en el congreso de la Confederación Sudamericana de Fútbol, donde se evidenció una fuga de USD 128 millones, tiene algunas coincidencias con el documento del Departamento de Justicia de Estados Unidos publicado en el año 2015, donde denuncian, entre otros, a los ex presidentes de la Conmebol Nicolás Leoz y Eugenio Figueredo por casos de lavado de dinero, soborno y fraude.

Además, el informe presentado por la corte del distrito sureste de la Florida, donde se tienen acusaciones contra Eugenio Figueredo y Juan Ángel Napout, también tiene semejanza con los datos brindados en el documento forense del miércoles pasado en Santiago de Chile.

De acuerdo con las conclusiones de los forenses presentadas por la firma Ernst & Young, hubo pagos con carencia de documentos en empresas vinculadas con el caso de FIFA Gate, especialmente en los derechos de televisación de las competiciones más importantes del continente.

grandes cifras. Una de ellas es la firma de Cross Trading y Yorkfields, cuyos asociados eran los argentinos Hugo y Mariano Jinkis, los principales administradores de la compañía Full Play SA, una de las empresas involucradas en lavado de dinero y soborno, que figura en el informe presentado por la corte del distrito este de Nueva York.

Entre los años 2011 y 2014, la firma Cross Trading recibió de la Conmebol unos USD 3.424.267 y de parte de la firma TyT Sports Marketing USD 3.600 millones en marzo del 2013, por orden de la Confederación Sudamericana, para tener los derechos de eventos como Copa Libertadores, Copa Sudamericana y la Recopa.

Para la firma Yorkfields, de la cuenta de la Conmebol salieron USD 498.467, en el 2011, y de parte de la firma TyT unos USD 2.400.000, en marzo del año 2011.

Eugenio Figueredo cuenta con prisión domiciliaria en Uruguay, mientras Nicolás Leoz pelea para no ser extraditado a los EEUU.