11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 11 de septiembre de 2016, 01:00

Silogismo fiscal

Independientemente de los tiempos y de las latitudes, hay algunas reglas de oro en finanzas que son siempre referentes para su buen manejo. Una de ellas es que egresos públicos superiores a los ingresos correspondientes producen saldos rojos en Hacienda. Si ese desequilibrio fiscal de mayores egresos que ingresos fuese solo minúsculo o tuviese lugar solamente en un año o en forma esporádica, no necesariamente produce dificultades en la atención puntual de los compromisos financieros del Tesoro Nacional. Efectivamente, bien puede ese déficit fiscal ocasional ser compensado por superávit en los años próximos. Si esto es así, no hay ningún drama en cierne con un faltante fiscal esporádico.

MAGNITUDES RELATIVAS. Pero si ese déficit fiscal fuese mayúsculo y además tuviese lugar varios años o recurrentemente, sin que pueda ser compensado por próximos superávits en la cartera de Hacienda, entonces sí se está instalando en las finanzas públicas un desorden considerable que puede echar por tierra el tan necesario equilibrio fiscal. Si a eso se agrega un endeudamiento interno y externo desmesurado, el caos en las políticas públicas correspondientes estará preprogramado.

PRECISIÓN EN LOS TÉRMINOS. Algunos predicados, utilizados en la frase anterior, como “mayúsculo” o “desmesurado”, requieren mayor precisión. Los saldos rojos de Hacienda serán mayúsculos o el endeudamiento será desmesurado cuando se tomen de referencia determinados parámetros legales o financieros. Los parámetros legales están dados por las leyes vigentes y los financieros por la necesaria correlación que debe existir entre recaudación tributaria y compromisos financieros provenientes de endeudamientos.

DÉFICIT MÁXIMO: -1,5%. En el caso de Paraguay, el parámetro legal es la Ley de Responsabilidad Fiscal, por la que se establece un máximo de déficit en 1,5% de saldos rojos versus el producto interno bruto. El PIB estimado para 2016 se encuentra en torno a 30 millardos (o miles de millones) de dólares norteamericanos. De forma que el fisco habrá llegado a su techo legal de saldos rojos con 450 millones de dólares.

RECAUDACIÓN TRIBUTARIA RT vs. SERVICIO DE LA DEUDA SD. La otra referencia tiene que ver con la recaudación tributaria total de un año, comparada con a) el endeudamiento total correspondiente o b) con el servicio de la deuda. Este cálculo, tan necesario para determinar la capacidad de pago futura del Tesoro Nacional ante los compromisos financieros relacionados con la deuda, no se lo suele publicar regularmente entre los datos macrofinancieros del Gobierno al momento de realizar la presentación al Congreso del proyecto de ley del Presupuesto General de la Nación. Esa omisión puede ser por negligencia o por olvido involuntario. Cualquiera fuese la razón, el resultado es lamentable: El lector atento no cuenta con el coeficiente necesario para hacerse realmente a la idea del peso relativo del endeudamiento del país.

UTILIZAR COEFICIENTE RT vs. SD. Hacienda anda con fondos insuficientes. Los faltantes fiscales son mayores en los últimos años habida cuenta de los egresos públicos obligados cada año. Para hacerlos frente eficientemente, hay que acabar con la mala calidad del gasto público. Esto último tiene que ver con las estafas permanentes al Tesoro Nacional; con haberes desmesurados de los funcionarios públicos en general, que hoy en día son ya en promedio más de 50% mayores que los del sector privado; con las remuneraciones exorbitantes a los altos cargos públicos, por encima de la capacidad de pago del país, así como –no menos importante por citárselo al final– con la gigantesca evasión tributaria, que ronda el 40% de la recaudación potencial, y con la ausencia de una reforma impositiva que permita cobrar más a los que tienen más. Si estos factores no mejoran a favor en los próximos años, el coeficiente fiscal de recaudación tributaria versus endeudamiento irá empeorando cada vez más.