8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
lunes 1 de agosto de 2016, 01:00

Silencio de Brasil y Argentina sobre presidencia venezolana

Tras el anuncio unilateral del Gobierno de Venezuela, en el sentido de que asume la presidencia pro témpore del Mercosur, los grandes socios del bloque regional, Argentina y Brasil, no se pronunciaron aún sobre el tema.

El Gobierno interino brasileño aún no emitió comunicado alguno, por lo que Paraguay quedó solitariamente como el único país que se opone abiertamente a dicho traspaso.

En el impasse, que lleva más de un mes de discusión, no se logró avanzar hacia un consenso en torno a la presidencia del Mercosur, debido a la oposición de Paraguay y de Brasil, ante la postura ambigua de Argentina y la insistencia de Uruguay en traspasar dicha presidencia al gobierno de Nicolás Maduro.

El caso tuvo un giro inesperado el viernes pasado cuando el gobierno uruguayo de Tabaré Vázquez anunció que daba por terminada su presidencia en el bloque regional y sugería sutilmente que dicho cargo le corresponde a Venezuela.

La siguiente jugada se dio en Caracas con la nota remitida por la Cancillería venezolana, asumiendo la presidencia.

En su argumentación la Cancillería venezolana citó los tratados de Ouro Preto y Asunción, donde se menciona que la rotación se da por orden de abecedario y que la presidencia dura 6 meses.

Dicha postura fue rechazada de plano por el Gobierno paraguayo, a través de las declaraciones del canciller Eladio Loizaga.

El titular de Relaciones Exteriores calificó la presunta presidencia pro témpore de Venezuela en el Mercosur como “de facto” y carente de toda legalidad.

Subrayó que no tiene validez debido a la ausencia del consenso de los cancilleres de los países miembros.

El canciller recordó que en 25 años se realizó siempre la mencionada rotación en la presidencia mediante el consenso de los cancilleres y con la presencia de los jefes de gobierno de los estados partes del Mercosur.

Loizaga cuestionó la dureza con que se le trató a Paraguay en el 2012, cuando luego del juicio político y la remoción de Fernando Lugo de la Presidencia de la República, el país fue suspendido por determinación de Argentina, Brasil y Uruguay, ocasión aprovechada para incluir a Venezuela como miembro pleno del Mercosur.