5 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
jueves 14 de julio de 2016, 07:18

Sigue manifestación frente al Poder Judicial por la nulidad del juicio de Curuguaty

Frente al Palacio de Justicia continúan las manifestaciones de los familiares de sentenciados y organizaciones civiles que piden la nulidad del juicio que terminó con la condena de los 11 campesinos por la masacre de Curuguaty.

Adalberto Castro fue liberado al cumplirse los 4 años de condena que resolvió el Tribunal, pero prefirió quedarse en Asunción para reclamar justicia. Está encadenado a las rejas de la plaza frente al Poder Judicial junto con su padre y familiares de otros campesinos.

Sostiene que lo condenaron siendo inocente y, al igual que las organizaciones sociales, pide la nulidad del juicio para que su hermano, Néstor Castro, sentenciado a 18 años de prisión, también recupere su libertad.

Al lugar llegaron, a tempranas horas de este jueves, miembros del Congreso Democrático del Pueblo con varios carteles y banderas. La dirigente campesina Teodolina Villalba invitó a la ciudadanía a sumarse a la marcha desde el colegio Cristo Rey hasta el Palacio de Justicia. En el trayecto realizarán volanteada.

Tras la condena de los 11 campesinos, abogados, familiares y amigos ocuparon la sala de juicio el lunes por casi 48 horas. Levantaron la medida de fuerza tras llegar a un acuerdo con la Corte Suprema de Justicia.

El defensor Amelio Sisco pidió que la lectura extensa de la sentencia, prevista para el lunes 18 de julio, se realice en una sala más grande, con acceso libre y mejor audio para las personas que seguirán la lectura desde la plaza.

A partir de ese día, los abogados tienen 15 días para pedir la apelación de la sentencia.

Condena. El Tribunal de Sentencia condenó a Rubén Villalba y a Luis Olmedo Paredes por homicidio doloso agravado, tentado y consumado; invasión de inmueble y asociación criminal. El primero recibió una pena de 30 años de prisión, más 5 años de medidas de seguridad, y el segundo, 20 años de prisión.

Néstor Castro y Arnaldo Quintana recibieron penas de 18 años de prisión por la comisión de los hechos punibles de homicidio doloso agravado, tentado, asociación criminal e invasión de inmueble.

Mientras que Lucía Agüero, María Fani Olmedo y Dolores López Peralta recibieron penas de 6 años por los delitos de homicidio doloso agravado tentado, asociación criminal e invasión de inmueble en calidad de cómplice.

Por último, Felipe Benítez Balmori, Juan Carlos Tillería, Alcides Ramón Ramírez y Adalberto Castro Benítez recibieron una condena de 4 años de cárcel. Salieron libres al cumplirse la sentencia.

APARECEN EN ESTA NOTA