23 de junio
Viernes
Despejado
20°
28°
Sábado
Mayormente despejado
18°
28°
Domingo
Muy nublado
18°
28°
Lunes
Mayormente nublado
18°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Opinión
domingo 12 de febrero de 2017, 01:00

Si Cartes tuviera un amigo

Luis Bareiro
Por Luis Bareiro

Si Horacio Cartes tuviera un amigo, no un subalterno ni un gerente, ni un compañero de tragos ni un alpinista republicano, un verdadero amigo, uno que lo quisiera más allá de sus millones y de su coyuntural cargo de presidente, creo que le diría lo siguiente:

"Horacio, querido, me parece que estás perdiendo la oportunidad de quedar como un duque ante la historia. Para la pobre gestión que han tenido los sucesivos inquilinos del Palacio, hiciste cosas interesantes. Se recauda más que nunca, se gasta ligeramente mejor, transparentaste los salarios públicos, hiciste más obras públicas que los otros, ordenaste bastante la casa.

Hay más y puede parecerte mucho, pero lamento decirte, hermano, que para la realidad que vive la mayoría de la gente sigue siendo insuficiente. No es que sean desagradecidos, es que ellos no sintieron ninguna mejora directa. Las escuelas siguen en ruinas, los hospitales públicos abarrotados y los motochorros están a la vuelta de la esquina.

Ya sé que nada de eso se soluciona en dos o tres años, pero para ellos lo único que importa es que nada de eso cambió. Además, por mucho que hayas transparentado la administración pública, la corrupción sigue y seguirá mientras la Justicia no funcione. Y no hay forma de limpiar el Poder Judicial sin alcanzar algunos acuerdos básicos, tanto con esos aborrecibles políticos como con el resto de la sociedad.

De hecho, tampoco podés cambiar la educación ni reformular el sistema de salud pública sin lograr los mismos acuerdos con maestros, médicos, padres de familia, burócratas públicos, parlamentarios y un largo etcétera.

Y ese es tu problema, che papá, no te da el carácter para conseguir esos acuerdos. Vos das órdenes y esperás que se cumplan, y así no funciona este negocio. Esto de la democracia es difícil. Tenés que convencer a los que piensan distinto e incluso aceptar que a veces ellos pueden tener razón y vos estar equivocado.

Y es lo que te pasa ahora mismo, mi cuate. Estás queriendo forzar otro periodo para vos y no hay consenso sobre si para hacerlo vas a violar la Constitución o no. Y el zafarrancho que se está armando por eso manda al mazo todo lo bueno que hiciste.

Aun si logras imponerte y forzar otro periodo, y pasar otra cruenta interna, y ganar otra vez la elección, vas a llegar golpeadísimo y con menos posibilidades todavía de conseguir esos dichosos acuerdos. Y esos cinco años, mi querido, pueden ser una verdadera pesadilla.

Abrite ahora, hermano. Ordená públicamente a la tropa que deje de insistir con la reelección, pedí una tregua a las fieras políticas para que te dejen cerrar bien tu mandato aprobando un par de leyes claves que necesitás, y dejá que los colorados elijan a su candidato. El que sea, igual pedirá tu bendición, porque sos el gran financista, brother.

Y salí por la puerta grande. En el 2019 habrá reforma constitucional y meterán la reelección. Para el 2023 tendrás apenas 67 pirulos y podrás volver a ser presidente.

Para llegar solo tenés que tener visión de mediano plazo... y aflojar con el vicio, mi hermano".

Eso le diría un amigo, si tuviera uno.