23 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 20 de abril de 2017, 05:19

Seúl y Washington comienzan maniobras aéreas entre tensiones con Pyongyang

Seúl, 20 abr (EFE).- Más de cien aviones de combate estadounidenses y surcoreanos llevan a cabo un ejercicio de defensa área, informó hoy la Fuerza Aérea de Corea del Sur, en plena escalada de tensión en la península coreana.

El ejercicio "Max Thunder", que comenzó el pasado viernes, aunque su inicio no se ha revelado hasta hoy, durará dos semanas, con lo que concluirá casi al mismo tiempo que las maniobras conjuntas de dos meses de tierra, mar y aire "Foal Eagle".

Unos 1.200 soldados también participan en este ejercicio anual, orientado a "abrumar al enemigo" y diseñado para "responder a cualquier forma de provocación en cualquier momento y lugar", según el teniente Won In-chul, de la Fuerza Aérea surcoreana, en declaraciones recogidas por la agencia Yonhap.

Won añadió además que estas maniobras conjuntas ofrecen una buena oportunidad para mejorar las habilidades tácticas de ambos países, que son indispensables para mantener la seguridad en la península coreana.

Unos 300.000 soldados surcoreanos han tomado parte en otras maniobras conjuntas, "Key resolve" y "Foal Eagle", este año, en lo que ha supuesto el mayor despliegue hasta la fecha para estos ejercicios anuales, a los Pyongyang considera un ensayo para invadir su territorio.

Las Fuerzas Aéreas estadounidenses enviaron hoy al este de la península coreana un avión destinado a recolectar información de la atmósfera para detectar e identificar una explosión nuclear, según una fuente gubernamental citada por Yonhap.

El avión había llegado a la base estadounidense de Kadena (Okinawa, sur de Japón), a principios de mes, en plena escalada de tensión en la región después de que EEUU, en respuesta a los continuos lanzamiento de misiles del régimen de Kim Jong-un, insinuara un ataque preventivo.

El Pentágono también decidió enviar a la península al portaaviones nuclear USS Carl Vinson, que llegará a la zona a finales de abril.

Corea del Norte realizó su última prueba de misiles el pasada domingo cuando lanzó sin éxito un proyectil que estalló tras ser disparado, en lo que supone el enésimo ensayo armamentístico del régimen de Pyongyang en el último año.