5 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
jueves 4 de agosto de 2016, 18:53

Sepa cuáles son los riesgos de jugar Pokémon Go

Desde ayer la aplicación ya está disponible en Paraguay, los fanáticos salieron a las calles a cazar pokémones. Sin embargo, existen algunos riesgos del juego y las precauciones que se deben tomar antes y después de descargarlo.

Uno de los principales riesgos inicia con el uso del GPS, alerta el Centro de Respuestas Ante Incidentes Cibernéticos (Cert-Py).

Al igual que varias aplicaciones, Pokémon Go es capaz de acceder a muchos datos, pero además este juego, por su condición misma, puede saber de todos tus movimientos: cuándo fuiste, cómo llegaste, el tiempo que estuviste en un lugar y hasta las personas con las que estuviste.

Otro dato importante es que Niantic Lab, la empresa desarrolladora del juego, no solo guarda toda esa información, la puede compartir con empresas aliadas, con fines de publicidad o estadísticas.

La información a la que accede la aplicación es:

  • Tu dirección IP
  • La página web por la que navegabas antes de iniciar sesión en Pokémon Go
  • Tu nombre de usuario
  • Tu ubicación
  • Tu dirección de correo electrónico

El objetivo del juego de realidad aumentada es que los usuarios puedan atrapar pokémones "en la vida real" con ayuda de las cámaras de sus teléfonos celulares.

Al abrir la app, se encuentra de inmediato en el mapa algún pokémon. El juego irá guiando a través del mapa, utilizando la tecnología e información de Google Maps.

En este caso, Cert-Py habla de otro riesgo, si se utiliza la cuenta de Google para iniciar sesión en el juego, la compañía puede acceder a toda la cuenta a menos que se revoque de forma específica.

Otro punto a tener en cuenta es que la distracción que tienen los jugadores en el momento en que están cazando, puede llevarlos a ser víctimas de asaltantes o trampas por parte de ladrones que permanecen y hackean ciertas informaciones de internet.