6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
lunes 17 de octubre de 2016, 01:00

Sepa cómo alimentarse para lograr un sueño reparador y no subir de peso

Especialista destaca la importancia de comer alimentos adecuados por la noche no solamente para evitar los kilos de más, sino para dormir bien. Destaca la gran influencia de la cena en el organismo.

"Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo". El dicho popular se ajusta perfectamente para la dieta diaria, especialmente para la comida nocturna, ese momento que debe consistir en un menú liviano y saludable para evitar subir esos kilitos de más y tener un descanso adecuado, señaló la licenciada en Nutrición Carolina Sosky.

La sensación de pesadez, los reflujos, la acidez, un mal sueño por los dolores estomacales o el insomnio son solo algunas de las molestias que se producen cuando una persona se da un atracón por las noches o consumió un alimento muy difícil de digerir.

El error común de muchas personas es que se saltan la merienda y llegan para la cena con un hambre voraz, esta situación les lleva a consumir alimentos muy calóricos o a darse atracones, destaca la especialista.

"Caen en el error de comer demasiado a la noche o comidas muy pesadas. Hacen almuerzos ligeros y la cena es muy copiosa. Es típico de la gente que dice que no tiene mucho tiempo. Esa costumbre de comer comida muy pesada a la noche y comidas muy sustanciosas afecta a la salud y en el descanso. Lo ideal es no caer en esa tentación de llegar a la casa a comer de más a la noche, sino tratar de hacer una merienda."

¿QUÉ EVITAR A LA NOCHE? A algunas personas les preocupa no subir de peso, pero a otras la digestión. Teniendo en cuenta que el metabolismo es más lento a la noche se recomienda evitar las legumbres, carnes con mucha grasa, bebidas muy azucaradas, frituras, comidas con exceso de carbohidratos y otros. Además, las legumbres por su tendencia a fermentar. (Ver infografía).

El exceso se acumula como grasa en el organismo. Otro aspecto a cuidar es dar un postre a la noche a un niño, porque debido al exceso de azúcar son alimentos estimulantes que los mantienen en alerta y no concilian el sueño, resalta la nutricionista.

"A la noche es la hora del descanso, es la hora que todo el metabolismo se vuelve más lento, las funciones vitales, los ciclos hormonales, todo el cuerpo está más lento. El cuerpo necesita como una pausa para regenerarse, descansar y funcionar activamente a la mañana. A la noche es el peor momento para comer de más porque incluso nuestro cuerpo no puede procesar bien los alimentos. Después de una cena muy pesada le estamos obligando a trabajar más en el momento de descanso y deriva en un mala calidad del sueño", alerta.

Las bebidas estimulantes deben ser evitadas a la noche como el café, las bebidas energizantes, el mate o tereré.