9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 22 de julio de 2016, 07:43

Secuestro en el Norte: Hipótesis principal descarta al EPP y ACA

El jefe de Antisecuestros de la Policía Nacional, comisario Gilberto Fleitas, sostuvo que la hipótesis principal sobre el secuestro de Rómulo Rojas y Modesto Alfonso descarta participación del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y la Agrupación Campesina Armada (ACA).

Fleitas manifestó en Monumental AM que, para la Policía Nacional, la Fuerza de Tarea Conjunta y el Ministerio Público el EPP y la ACA no tuvieron responsabilidad en el secuestro de Rojas y Alfonso.

"Al menos esa es la hipótesis principal, pero vamos a tener certeza una vez que tengamos a esas personas", expresó, por lo que no descartó totalmente la presencia de uno de los grupos criminales.

Los investigadores trabajan en identificar a los autores del secuestro del ganadero y del capataz, ocurrido durante la mañana del miércoles hasta la tarde del jueves cuando recuperaron su libertad.

En ese sentido, el jefe policial destacó que la presencia de la FTC y los demás uniformados hicieron presión sobre los secuestradores quienes al escuchar los helicópteros prácticamente abandonaron a sus víctimas.

"Cometieron un par de errores los secuestradores y nos tomamos de eso", agregó. Posteriormente, ellos lograron desatarse y buscar refugio.

Fleitas indicó que Rojas y Alfonso no tuvieron mucho contacto con sus familiares, ya que los maleantes tenían control sobre la comunicación. Si bien el propio ganadero fue quien pidió el rescate a su familia, luego los contactos se dieron desde su celular, pero solamente hablaban los captores.

Por otro lado, con respecto a las declaraciones del ministro del Interior, Francisco de Vargas, quien dudaba del capataz Alfonso, Fleitas afirmó que hasta el momento todos son víctimas.

Los hombres fueron secuestrados en la mañana del miércoles en Jhuguá Ñandú y recuperaron su libertad unas 30 horas después. Durante este tiempo no se alimentaron, solo bebieron un poco de agua.