19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
14°
30°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Parcialmente nublado
10°
22°
Martes
Despejado
17°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
domingo 11 de junio de 2017, 01:00

Seccionalero alcoholizado derriba dos columnas y choca contra auto

En el accidente no se reportaron heridos. El resultado del alcotest practicado al conductor arrojó positivo con 1,19 mg/l de alcohol en la sangre. El caso fue comunicado al agente fiscal Emilio Fúster.

La inconsciencia de combinar el alcohol y el volante es una de las mayores causas de accidentes de tránsito, indican las estadísticas. En la madrugada de ayer esta mezcla fue protagonista de un grave accidente vehicular, que por milagro no dejó como saldo víctimas fatales. Tampoco hubo heridos, pero sí cuantiosos daños materiales, según el informe de la Comisaría 12ª Metropolitana. El caso tiene como principal factor el consumo de alcohol.

EL HECHO. El desenlace se dio tras una imprudente decisión de Max Antonio Acuña Escurra, de 34 años, vicepresidente de la Seccional Colorada Nº 19 y funcionario público de la Dirección Nacional de Aduanas, quien luego de consumir una considerable cantidad de bebidas alcohólicas subió a su Mercedes-Benz C300, de color gris, y condujo con destino a su casa, ubicada en el barrio Tacumbú, de Asunción.

Sin embargo, a la altura de la avenida Primer Presidente y General Artigas, del barrio Santísima Trinidad, el seccionalero perdió el control de su vehículo y subió a la vereda, colisionando y derribando dos columnas de cemento de la ANDE, y, por último, contra la parte trasera de un Toyota Funcargo, en el que viajaba una pareja con sus tres hijos. Por suerte, todos resultaron ilesos.

POSITIVO. Tras el accidente, intervinieron los agentes policiales, quienes le practicaron la prueba de alcotest a Max Acuña, cuyo resultado arrojó positivo con 1,19 mg/l de alcohol en la sangre.

El caso fue derivado al fiscal Emilio Fúster, de la Unidad Especializada en Seguridad y Convivencia de las Personas. El seccionalero se expone a una imputación por el hecho punible de exposición al peligro en el tránsito terrestre.

Las pruebas del nivel de alcohol en la sangre tienen tres grados. De 0,01 a 0,20 gramos/litro de sangre se traduce en una multa administrativa de G. 540.000. De 0,20 a 0,80 gramos/litro se considera como una falta grave; el caso es derivado a la Fiscalía y el vehículo queda retenido por la Patrulla Caminera. Pasando el 0,80 gramos/litro de alcohol en la sangre, la falta se califica de "muy grave" y se debe abonar más de G. 1 millón de multa. Además, el caso pasa al Ministerio Público y el automóvil queda retenido.