5 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 21 de noviembre de 2016, 01:00

Se repiten los casos en que la gente reduce a delincuentes

Yerutí Soria caminaba hacia su lugar de trabajo en la mañana del pasado martes, cuando un hombre la sorprendió de espaldas, y apuntándola con un puñal, le arrebató su teléfono celular. La mujer, en medio de un ataque de nervios, se resistió y peleó con su agresor, hecho que fue visto por vecinos de San Antonio.

El asaltante, David Alejandro Godoy, actuó con violencia y por poco hiere a la mujer con su cuchillo, por lo que un grupo de hombres que presenciaron el asalto, se abalanzaron contra Godoy y lo golpearon a fuerza de puñetazos y patadas. Luego ellos mismos se encargaron de llevarlo hasta la Policía, donde llegó malherido.

Este es solamente uno de los tantos casos que se dieron en la semana que pasó y que reabrieron el debate acerca de la justicia por mano propia.

Riesgoso. De acuerdo con el comisario Luis Cantero, jefe de Orden y Seguridad de la Policía, este fenómeno es preocupante, ya que pone en riesgo la integridad de las personas y aumenta la violencia en nuestra sociedad.

“Lo que nosotros tenemos que hacer es acostumbrarnos a llamar a la Policía. No arriesgarnos, ya que nos exponemos demasiado. Para eso está la Policía”, explicó el uniformado que aseguró que es mentira que los agentes estén rebasados por los numerosos casos que se están dando.

“Ya detuvimos como a 200 motochorros en 45 días. Hay que acostumbrarse a confiar en las autoridades”, añadió.

BRIGADA ANTIMOTOCHORROS. Cantero anunció que están casi dadas las condiciones para que la Brigada de Motociclistas de la Policía entre en acción.

Actualmente, se está esperando la compra de una cantidad importante de motocicletas que van a ser utilizadas por agentes especialmente entrenados para la prevención de asaltos callejeros.

“A veces, la persecución de delincuentes se dificulta por el tráfico y esto nos va a ayudar a entrar en acción más rápido”, reveló.

Además de las motocicletas, se adquirirán unas 100 patrulleras para recorrer la zona de la capital y el Departamento Central.

La entidad binacional Yacyretá se encargaría de la compra de las motocicletas y de las camionetas, y de esa gestión se está encargando el comando policial.