17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
18°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 5 de mayo de 2017, 01:00

Se necesita el diálogo interreligioso

El papa Francisco, en el avión de su viaje a Egipto, dio una rueda de prensa muy interesante.

Se refirió a lo que ha sido el encuentro histórico de esos días, con la reunión de los tres papas cristianos y el Gran Muftí (el papa de los musulmanes sunitas). Los tres primeros en su papel de sucesores de los apóstoles (Francisco, sucesor de Pedro; Bartolomé I, sucesor de Andrés; Teodoro, sucesor de Marcos), y Ahmed Al Tayeb, gran imán de la mezquita-universidad de Al Azhar, como máxima autoridad del islam sunita.

Se trata de cuatro líderes religiosos empeñados en insistir ante todo el mundo en tres objetivos principales: contra el odio religioso, para construir la paz y afirmar que Dios y Alá (dos nombres para significar la deidad) no predican la guerra, ni el terrorismo ni la violencia.

Este hecho me hace reflexionar si por nuestra parte estamos cumpliendo el deseo de Jesús de hermanarnos, los que creemos en Él y también, de algún modo, con creyentes de otras religiones. El mundo moderno nos necesita juntos.

En la misma línea del papa Francisco, la última semana de marzo se reunieron en Madrid 17 colectivos religiosos para profundizar si se necesita este diálogo entre las diversas religiones.

Edito algunos de los testimonios. Ojalá nos sirvan a nosotros en el Paraguay.

“El diálogo interreligioso puede contribuir a fortalecer los procesos educativos que incrementen la cultura religiosa de las nuevas generaciones... ya que cada tradición enfatiza ciertos aspectos que en conjunto son complementarios”.

“También puede servir para superar el prejuicio religioso y el fundamentalismo”.

“Los espacios de diálogo interreligioso no pueden aislarse del mundo que nos rodea, sino que deben tratar de responder a sus necesidades.

En la década del sesenta, nos reuníamos en Asunción un grupo de diversas religiones. El fruto era grande. Actualmente el Cipae está en Asunción en esta línea.