17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 9 de abril de 2017, 18:56

Santos condena el ataque de disidentes de las FARC que dejó un militar muerto

Bogotá, 9 abr (EFE).- El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, rechazó hoy el ataque contra un grupo de militares en el sur del país que le causó la muerte a un uniformado y heridas a otros cuatro.

"Condeno ataque subversivo en Guaviare que dejó soldado muerto y 4 heridos. Solidaridad con sus familias. Ejército sigue labores en la zona", indicó el mandatario en Twitter.

El Ejército Nacional precisó que el atentado se produjo este sábado en la aldea Momposina, cuando personal militar se transportaba en una camioneta para acompañar a la Policía Nacional y las autoridades ambientales del departamento del Guaviare.

Hacia las 14.15 hora local (19.15 GMT) el vehículo fue atacado con un artefacto explosivo improvisado.

"En el hecho desafortunadamente pierde la vida un soldado profesional y resultan heridos un suboficial y dos soldados profesionales como producto de la fuerte explosión", dijo la institución en un comunicado.

Además, aclaró el Ejército, un suboficial que se encontraba desaparecido tras el ataque ya "se encuentra en manos de las tropas de la Vigésima Segunda Brigada de Selva, fuera de peligro y recibiendo toda la atención necesaria".

La primera hipótesis que se maneja es que el atentado lo realizó la disidencia de las FARC al mando de Miguel Botache Santanilla, alias "Gentil Duarte".

El Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) firmaron un acuerdo de paz el pasado 24 de noviembre para terminar 52 años de conflicto.

Sin embargo, algunos guerrilleros fueron expulsados del grupo armado por no asumir las directrices de la jerarquía de las FARC, por lo que formaron una alianza con la banda criminal de origen paramilitar Clan del Golfo para proteger sus rutas de narcotráfico.

Los disidentes operan fundamentalmente en varios departamentos selváticos, como Guaviare, Guainía y Vichada, estos dos últimos limítrofes con Venezuela, así como en Nariño, fronterizo con Ecuador, especialmente en la localidad de Tumaco.