3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
27°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 28 de octubre de 2016, 15:06

Santos agradece a Felipe VI la ayuda de España y su apoyo al proceso de paz

Cartagena (Colombia), 28 oct (EFE).- El rey Felipe VI fue el primer jefe de Estado asistente a la XXV Cumbre Iberoamericana al que recibió hoy el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien le agradeció el apoyo de España en el proceso de paz o la supresión del visado a los colombianos que viajan a Europa.

Ambos se reunieron hoy a mediodía, en los prolegómenos de la cumbre de Cartagena, en la Casa del Marqués de Valdehoyos, una mansión del período colonial construida en 1765 situada en el centro histórico de la ciudad caribeña y que en 2015 fue acondicionada por la Cancillería para acoger a invitados ilustres.

El secretario de Estado español de Cooperación e Iberoamérica, Jesús Gracia, comentó tras la entrevista que Santos expresó su agradecimiento al Rey por la colaboración prestada por España para respaldar los intereses de Colombia en organismos internacionales, como su ingreso en la OCDE, y en especial por su "apoyo continuado a los esfuerzos por la paz en Colombia".

En este sentido, el presidente de Colombia explicó a Felipe VI sus expectativas para "seguir perseverando" en el acuerdo de paz con las FARC, algo que, según Gracia, "esperamos que sea algo que se pueda realizar en plazo breve".

Por su parte, el rey le manifestó el apoyo español a los esfuerzos del país en favor de la paz y le agradeció la acogida de Colombia a los participantes en la cumbre iberoamericana.

El acuerdo de paz del Gobierno de Colombia y el rechazo que cosechó en el plebiscito celebrado el pasado 2 de octubre ha sido así objeto de esta conversación que ha tenido lugar en una jornada de intensa actividad para el jefe del Estado español, quien hoy almuerza con el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

El día arrancó para Felipe VI con un encuentro con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el hotel Santa Clara, otro inmueble histórico que ocupa el antiguo Convento de las Clarisas, fuente de inspiración del Nobel de Literatura colombiano, Gabriel García Márquez.

Después se desplazó hasta el antiguo convento de Santo Domingo, donde está el Centro de Formación de la Cooperación Española, para celebrar diversos actos.

Primero entregó el Premio Enrique V. Iglesias al desarrollo del espacio empresarial iberoamericano convocado anualmente por Consejo Empresarial de América Latina (CEAL), al empresario peruano José Graña, en presencia del propio Enrique Iglesias, anterior secretario general iberoamericano.

El reconocimiento pone de relieve el papel de Graña, responsable del grupo empresarial de ingeniería e infraestructuras "Graña y Montero" con implantación permanente en tres países latinoamericanos, como "referente" para el empresariado del continente.

Seguidamente, el Rey Felipe mantuvo una reunión con 22 jóvenes emprendedores universitarios de los países que participan en la cumbre, convocados por la Fundación COTEC, cuyo presidente de honor es el Rey de España, y seleccionados entre más de 400 candidatos.

Todos ellos recorrieron durante el pasado mes de septiembre los últimos 100 kilómetros del Camino de Santiago, en España, y de esta convivencia surgieron unas ideas que han ido conformando a través de un manifiesto que van a presentar a los líderes reunidos en la XXV Cumbre Iberoamericana.

Ante la presidenta de COTEC, Cristina Garmendia, y patronos de la fundación, los emprendedores explicaron al Rey de España su experiencia, le contaron sus inquietudes y le comentaron las líneas de su manifiesto "Iberoamérica emprende desde la Universidad" para apostar por el talento y reivindicar el trabajo de los jóvenes.

Felipe VI, antes de dirigirse a su entrevista con Peña Nieto, tuvo tiempo para contemplar en el mismo centro de formación una exposición sobre el marino español Blas de Lezo, héroe de la defensa de Cartagena de Indias durante el asedio británico de 1741.

También conocido como "medio hombre, porque le faltaba una pierna, un ojo y una mano inmovilizada, fue capaz, con un pequeño ejército de unos 3.600 defender la ciudad del ataque del corsario inglés Edward Vernon, derrotado pese a contar con una flota de 186 buques, 27.600 hombres y más de 2.000 cañones.

Después de su reunión con Santos, el Rey de España almuerza con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, en el hotel Santa Clara.