10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 24 de julio de 2016, 01:00

Sangriento atentado reivindicado por el EI contra marcha chiita

REUTER-AFP-EFE

KABUL, AFGANISTÁN

La organización Estado Islámico (EI) reivindicó este sábado uno de sus atentados más sangrientos cometidos en Kabul, matando a al menos 80 personas durante una manifestación pacífica de la minoría chiita hazara.

“80 personas murieron como mártires y 231 resultaron heridas”, indicó en un comunicado el ministerio del Interior afgano.

A través de su agencia de prensa Amaq, la organización yihadista afirmó que “dos combatientes del EI detonaron sus cinturones explosivos en una concentración chiita en el barrio Dehmazang” de la capital.

Según los servicios de inteligencia afganos, el NDS, “tres asaltantes participaron en el ataque”, pero “solo uno tuvo éxito”, lo que deja entrever que el balance de víctimas podría haber sido mayor.

“El primero detonó sus explosivos, el segundo lo consiguió parcialmente, pero la explosión lo mató, y los agentes del NDS mataron al tercero”, precisó esta fuente.

El Ministerio del Interior había indicado inicialmente que el ataque había sido cometido “probablemente por un kamikaze que iba a pie” en medio de la multitud. Pero el presidente Ashraf Ghani evocó poco más tarde “varias explosiones”, sin dar más detalles.

El atentado tuvo lugar al final de la marcha pacífica, en la que participaban miles de manifestantes, en su mayoría de la minoría chiita hazara, desde principios de la mañana.

Cuerpos desmembrados. Este atentado, el primero desde el 30 de junio en Kabul, parece ser el primero de esta magnitud en la capital afgana reivindicado por el EI desde su implantación en el país a principios de 2015.

Un fotógrafo de la AFP que acudió al lugar de la matanza narró escenas del horror. Había “decenas de cuerpos, pude contar más de veinte, algunos totalmente desmembrados (...) Hay charcos de sangre por todas partes”, contó.

Las redes sociales mostraban duras imágenes de cuerpos mutilados, semidesnudos, yaciendo entre los escombros.

Los manifestantes, que marchaban en un ambiente agradable, exigían que una línea de alta tensión en construcción abasteciese de electricidad a la provincia de Bamiyán, la más atrasada económicamente del país, donde vive gran parte de la comunidad hazara.