25 de julio
Martes
Mayormente despejado
17°
33°
Miércoles
Despejado
16°
32°
Jueves
Despejado
16°
31°
Viernes
Despejado
17°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 11 de noviembre de 2016, 02:00

Salarios del entorno de Ludovico causan malestar en la Essap

Funcionarios de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) vienen manifestándose desde hace días en la sede de la entidad y aseguran que Ludovico Sarubbi, titular del ente, incorporó a personas recientemente, ya las nombró y las privilegió con buenos salarios, mientras que otros trabajadores fueron desvinculados tras años de servicio, sin siquiera haber sido nombrados.

Los casos más llamativos son de Mirtha Aurora Elizabeth Orrego Mitjans y de Gloria Patricia Amadit Rodríguez (ver infografía). En la planilla oficial de Essap, Orrego Mitjans figura con un sueldo de G. 22.166.265 e ingresó recién este año. Su cargo solo se describe como gerente, pese a que en la nómina se busca discriminar el cargo de “la función real que cumple”. Aparentemente, está al frente de Recursos Humanos.

Amadit Rodríguez, quien también ingresó este año, percibe un salario de G. 21.734.829 por ocupar el cargo de jefe de gabinete de la presidencia. De acuerdo con los denunciantes, entró a la institución hace dos meses y es la secretaria personal de Sarubbi.

ÚH intentó ayer conversar con el presidente de la empresa pública, pero informaron que viajó a España y permanecerá allí por 10 días.

OTROS CASOS. Los funcionarios también denunciaron que Fátima Rocío Benítez, que había estado involucrada en el escándalo de la compra de notas en la Universidad Católica y que fuera procesada por ese hecho, ahora es jefa de sueldo de la institución. Según se observa en la planilla, ingresó en el 2014 y recibe G. 9.967.753 de remuneración.

Varios trabajadores vinieron del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Erssan), institución donde fue presidente Sarubbi, según indicaron los empleados de la Essap.

Este sería el caso de Hugo Daniel Balbuena Villate, quien recibe un salario de G. 16.622.926 y se desempeña como secretario general. En la nómina se hace constar que ingresó en el 2013.

Otra persona que habría provenido desde la entidad reguladora es Javier Reinaldo Leiva, que gana G. 13.958.303 en el puesto de subauditor interno e ingresó también en el 2013.

Alfredo Antonio Ibáñez recién ingresó en el 2015, ya es nombrado y percibe G. 8.600.000, por ejercer el cargo de secretario privado de la vicepresidencia. Al igual que los dos anteriores funcionarios, llegó desde la Erssan, apuntaron los trabajadores.

De la misma forma, Maggi Rosmari Ayala Fernández (salario de G. 10.861.703), Gustavo Adolfo Gill Agüero (G. 10.965.706), Patricia Belén Martínez Aranda (G. 7.798.019) y Hugo Antonio Larrosa (G. 6.930.000) son cuestionados. A pesar de recibir ese elevado sueldo y ser jefe de área, Gill Agüero solo figura como contratado en la nómina.

Para ninguno de estos funcionarios se hizo constar que hayan trabajado horas extraordinarias en setiembre, y su horario habitual es de 7.00 a 15.00.

De acuerdo con funcionarios de la Essap, los empleados provenientes de la Erssan le cuestan a la aguatera estatal 129.000.000 mensuales y más de G. 1.557 millones al año.

Embed