9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 3 de noviembre de 2016, 01:00

Sacerdote es sometido a juicio oral por el supuesto abuso de dos niños

Declaró catequista que recibió las quejas de los niños y las comunicó al superior. Dos habrían sido manoseados por el cura de una parroquia capitalina. El juicio oral se inició sin muchos incidentes.

El juicio oral contra un cura párroco acusado de presunto abuso sexual en niños se inició ayer en tribunales. El acusado es el sacerdote Estanislao Arévalos Pedrozo.

El juzgamiento público es ante los magistrados Héctor Capurro, Juan Carlos Zárate y Cynthia Lovera.

El cura está acusado de que habría abusado de dos adolescentes de 13 años, ambos varones, que dijeron haber sido manoseados por el cura en los últimos meses del 2013.

La fiscala Clara Ruiz Díaz sostiene la acusación presentada por el fiscal adjunto Ricardo Merlo.

El hecho se registró en una parroquia del barrio San Vicente de nuestra capital, con menores que asistían a la catequesis.

TESTIGO. Justamente, una catequista declaró en el juicio oral. Recordó que tres menores habían dicho que fueron manoseados por el cura. Alegó que la denuncia se hizo un sábado y que esa semana fue hasta el superior provincial de la Congregación de los Redentoristas en Paraguay, Vicente Soria Fleitas, a pedirle que le instruyera qué hacer.

Refirió que luego realizó un careo con los niños, los padres de estos, y el cura, donde los tres menores hablaron. Uno de ellos se retractó y dijo que todo fue un malentendido.

Según la testigo, otro de los menores afirmó que el cura le abrazaba mucho y quería darle besos en la boca. El último aseguró que le obligó a que le tocara las partes íntimas.

La testigo apuntó que el cura se disculpó ante todos por si algunos gestos o actitudes quedaron mal.

Uno de los padres, conforme la catequista, le dijo que no le iban a denunciar, pero quería que siguiera tratamiento y que abandonara la parroquia y hasta el país.

El cura fue suspendido por el superior provincial y procesado luego por el Ministerio Público a raíz de los hechos.

VÍCTIMAS. En el juicio oral, además declararon, pero a puertas cerradas, los menores que dijeron ser víctimas del cura, a más de los padres de los menores.

La declaración de los menores se hizo solo con la presencia de las partes, tal como lo prevé la legislación procesal.

Con respecto a los padres, la acusación indica que ellos habían dicho que los adolescentes no querían entrar al despacho del sacerdote, pero que nunca decían el porqué.

El juicio oral continuará esta mañana en los tribunales, desde las 8.00, según dispusieron los jueces. El juzgamiento fue previsto para dos días, por lo que podría darse una sentencia en la causa.