22 de julio
Sábado
Despejado
17°
28°
Domingo
Despejado
20°
31°
Lunes
Despejado
20°
32°
Martes
Despejado
18°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 27 de diciembre de 2016, 01:00

Rusia halla restos del avión y descarta atentado terrorista

EFE

MOSCÚ - RUSIA

Los equipos de rescate rusos encontraron ayer en el mar Negro restos del avión militar Tu-154 con destino a Siria siniestrado el domingo con 92 personas a bordo, mientras las autoridades descartaron un atentado terrorista como causa de la catástrofe aérea.

“Encontraremos los receptores de información (cajas negras) a su debido momento. Sabemos dónde están”, dijo Víctor Bondarev, jefe de las Fuerzas Aéreas de Rusia.

La búsqueda de las cajas negras se ve dificultada por el hecho de que en el caso de los vetustos Tu-154 estas no emiten señales de radio para facilitar su localización.

Por de pronto, los buzos han localizado a menos de dos kilómetros de la costa restos del avión, pero no el fuselaje, donde debería encontrarse la mayoría de los cadáveres del avión que había despegado del balneario de Sochi.

Según el Ministerio de Defensa, a la superficie ya se han izado dos fragmentos de gran tamaño del sistema de control del aparato, que se encontraban a menos de 30 metros de profundidad. De los 92 cadáveres –64 miembros del coro y conjunto de danza Alexándrov del Ejército ruso, 9 periodistas, 8 militares, 8 tripulantes, dos funcionarios y la famosa doctora Elizaveta Glinka–, solo se han recuperado hasta el momento once, que han sido trasladados a Moscú para su identificación.

Más de 3.500 militares y casi un centenar de barcos, aviones, helicópteros, drones y batiscafos participan en las operaciones de búsqueda, que se han reducido, gracias al uso de equipos acústicos, a un radio de 500 metros bajo el mar.

Los expertos rusos han determinado la trayectoria que siguió el aparato antes de estrellarse y han concluido que el Tu-154 chocó contra el agua a seis kilómetros de la costa.

El Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB, antiguo KGB) aseguró que no existen pruebas de que el Tu-154 hubiera sufrido un atentado terrorista, como sí fue el caso del Airbus con 224 tripulantes y turistas rusos que se estrelló hace un año tras despegar de Egipto. Las principales causas de la tragedia que manejan los investigadores son “el impacto de objetos en los motores; combustible de mala calidad que pudiera ocasionar una pérdida de velocidad y un fallo de los motores; error de pilotaje o un fallo técnico del avión”.

Según los datos preliminares de la investigación, el avión no pudo alcanzar la altura prevista por motivos desconocidos, por lo que acabó precipitándose contra el mar, versión secundada por testigos oculares.