8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 15 de agosto de 2016, 21:59

Rudisha revalida el oro tras un giro infernal de Kipketer

Río de Janeiro, 15 ago (EFE).- El keniano David Rudisha se convirtió en el primer atleta que revalida el título olímpico de 800 metros desde 1964 tras rematar en la última vuelta una carrera que había lanzado su joven compatriota Alfred Kipketer.

Rudisha, plusmarquista mundial de la prueba, tomó la cabeza a 300 metros del final y cruzó victorioso la meta con un tiempo de 1:42.15, seguido del actual campeón de 1.500, Taoufik Makhloufi, que batió el récord de Argelia con 1:42.61, y del estadounidense Clayton Murphy, que hizo récord personal con 1:42.93.

Desde que lo hizo el neozelandés Peter Snell en 1964, nadie había revalidado un título olímpico de 800.

Rudisha no ha vuelto a ser el que ganó la final de Londres 2012 con un nuevo récord mundial (1:40.91) corriendo en cabeza desde el disparo, pero se presentaba en Río con un registro de 1:43.35 que le reportó mucha confianza para acometer la defensa de su título.

Se enfrentaba a un puñado de rivales poderosos, algunos de casa: Alfred Kipketer, campeón mundial sub-18 en 2013 y sub-20 en 2014, y Ferguson Rotich, los dos primeros en los campeonatos de Kenia, en los que él fue sólo tercero, pero el año pasado ocurrió algo parecido y luego se coronó campeón mundial en Pekín.

Kipketer, de sólo 19 años, venía de ganar en Mónaco y Rotich en Shanghái y Estocolmo, de modo que el sueño keniano de un triplete no era descabellado. Estados Unidos lo consiguió dos veces, en 1904 y 1912, en pistas de ceniza.

Pero Kipketer se sacrificó en favor de su más ilustre compatriota. Salió disparado en los primeros metros y pasó el 400 en 49.23. A la salida de la penúltima curva, Kipketer tomó la cabeza y mantuvo un ritmo de crucero inalcanzable para sus rivales.

El francés Pierre-Ambroise Bosse cometió el error de seguirlo y terminó perdiendo el podio. Makhloufi llegó por detrás para hacerse con la medalla de plata y Clayton Murphi relegó al cuarto lugar al atrevido galo.

La demostración de Rudisha en semifinales (1:43.88) había ratificado su condición de gran favorito, aun cuando Bosse y Makhloufi fueron ligeramente más rápidos.