1 de octubre
Sábado
Mayormente nublado
18°
31°
Domingo
Poco nublado con tormentas
18°
31°
Lunes
Chubascos
16°
25°
Martes
Mayormente despejado
17°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 8 de septiembre de 2016, 09:47

"Rolo" De Sedas se toma las calles grises de Panamá con su paleta de colores

Panamá, 8 sep (EFE).- El pintor panameño Rolando "Rolo" De Sedas, se dedica a pintar para cambiar el gris panorama de las paredes de la capital de Panamá, y busca que las personas puedan acceder a un arte público y colectivo con un auge cada vez mayor.

"Rolo" apuesta a la accesibilidad de sus obras, adaptadas a espacios urbanos, para que los que no pueden ir a una galería tengan la oportunidad de contemplar sus trazos originales.

"Mi pintura no solo está plasmada en cuadros, sino que la saco del contexto del caballete y la llevo a la calle, grutas, murales, pasarelas, letreros, incluso la estampo en arte utilitario como toallas", dijo a Efe desde un andamio en el que trabaja su próximo mural, en el centro de ciudad de Panamá.

El pintor es reconocido por su estilo "eco neo pop", tal y como él lo define, que se refleja en sus "Mamis", pinturas de mujeres coquetas con grandes ojos, labios pequeños y ataviadas con la pollera de lujo -vestido femenino típico panameño.

Sin embargo, no se considera ningún revolucionario de las artes plásticas, aunque hay quienes lo catalogan como vanguardista.

"Mi arte ya no es mía, sino de nosotros, la gente se siente identificada con mis pinturas, como una bandera. Es algo de Panamá".

El arte urbano ha tomado popularidad en los últimos años en la ciudad de Panamá, capital de barrios pobres y rascacielos.

Algunos ejemplos son el muro pintado por el grupo El Kolectivo (Panamá), representando la izada la bandera de Panamá de 1964 en la Zona del Canal, y el de Boa Mistura (España), en una fachada en El Chorrillo, un complejo residencial de escasos recursos.

"Rolo" De Sedas, nacido en 1973, sigue este camino. Tuvo sus comienzos en la plástica en la Universidad del Arte Ganexa, en Panamá. Viajó a Barcelona en 2003 para tomar una maestría en Arte, Artesanía y Arquitectura Efímera, y luego un doctorado en Arte para Espacios Públicos y Regeneración Urbana.

Mientras estampa su nueva obra en lo alto de un andamio, bajo un puente, en el centro de la capital, De Sedas cuenta que esta creación, "La Gran cabeza del Chamán", es una pieza de alto impacto visual por su alusión al arte precolombino, compuesto por detalles minimalistas y conceptuales.

Al pasar por la avenida que conecta a varias arterias importantes de la capital, frente al Mercado de Mariscos, en una zona poco agraciada y envuelta por los malos olores, los transeúntes podrán apreciar las flores, ojos y formas geométricas que destacan del mural, pintado en amarillo y negro.

"Esta es una obra que se desarrolla en un lugar de tránsito, y permite que las personas que pasen por la avenida lo aprecien desde sus vehículos", describió sobre la pieza, que hoy suma 6 días de trabajo.

El proyecto forma parte del programa de recuperación y generación de nuevos espacios públicos promovido por la Alcaldía de Panamá y la empresa de concreto Cemex Panamá, que incluye la intervención artística del pintor con el propósito de embellecer sitios de la ciudad.

El autor panameño, que fue invitado por la alcaldía para componer el mural en el puente, recordó que hasta hace poco la intervención urbana no era bien aceptada, aunque él ya ha dejado su huella en el Casco Antiguo y en la provincia de Bocas de Toro.

En noviembre de 2014, De Sedas pintó unas sirenas en una pared de un local del corregimiento de San Felipe, en el Casco Antiguo, pero el Instituto Nacional de Cultura (INAC) le obligó a borrarlas por considerarlas ajenas a los procesos de restauración que se realizaban en el conjunto monumental.

"Creo que lo que pasó en ese período fueron incongruencias. A una persona no le gustó mi arte y lo mandó a borrar, ahora en esta Administración hay otras que sí le gustan (...) es algo que todos los artistas hemos enfrentado en algún momento", apuntó.

El artista plástico, que tiene una trayectoria de 15 años, ha confeccionado murales en Argentina, Perú, Cuba y México, pero su esencia se identifica con Panamá.

Considera que sus trazos, el uso de colores llamativos y su contenido nacionalista son la referencia inmediata que refleja que su obra es panameña.

"Mi inspiración está en los pintores gráficos, cineastas, músicos, elementos de la naturaleza, la gente, los colores, la calle, en sí la identidad de Panamá", definió, mientras daba alegría al concreto con su pincel.

Raquel Sánchez