8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 30 de junio de 2016, 00:27

Rodrigo Duterte jura su cargo como presidente de Filipinas

Manila, 30 jun (EFE).- Rodrigo Duterte juró hoy su cargo como presidente de Filipinas en una sencilla ceremonia celebrada en el palacio de Malacañang, en la capital del país, después de imponerse ampliamente en las elecciones presidenciales celebradas en mayo.

El nuevo presidente, de 71 años, llegó hoy al palacio presidencial a las 10.30 hora local (02.30 GMT), donde fue recibido por el mandatario saliente, Benigno Aquino.

Tras una reunión de media hora, Aquino y Duterte abandonaron el palacio presidencial, donde el Ejército disparó 21 salvas de cañón y se interpretó el himno tradicional "Parangal sa Pangulo" para despedir al antiguo jefe de Estado y dar la bienvenida al nuevo.

Después de que Aquino abandonara Malacañang, Duterte se trasladó a la sala Rizal del palacio presidencial, donde le esperaban poco más de 600 invitados que participaron en la interpretación del himno nacional y en una breve oración llevada a cabo por representantes de la religión católica, musulmana y de la población indígena.

Minutos más tarde, exactamente a las 12 del mediodía como establece la Constitución, el nuevo presidente juró su cargo de mano del juez adjunto del Tribunal Supremo, Bienvenido Reyes, antiguo compañero de estudios, y junto a sus cuatro hijos.

Presentes en la ceremonia estuvieron varios antiguos presidentes del país, como Fidel Ramos y Joseph Estrada.

El nuevo jefe de Estado pronunció un breve discurso tras jurar el cargo, en el que su equipo aseguró no utilizaría palabras groseras, como hace normalmente en sus apariciones públicas.

Un sencillo banquete sucederá a la jura, compuesto de productos locales como el zumo de coco en lugar de vino, el adobo -uno de los platos filipinos por excelencia- y el durian, una popular fruta de la región y la favorita del nuevo mandatario.

La particular ceremonia de investidura estará marcada por la ausencia de la vicepresidenta electa, Leni Robredo, de un partido distinto y que tomó posesión de su cargo a las 09.00 hora local (01.00 GMT) en un acto separado por exigencia de Duterte.

Duterte, el primer presidente de Filipinas de la región sureña de Mindanao, ocupará su cargo durante un solo mandato de seis años, el límite que establece la Constitución filipina.

El presidente se hizo con una aplastante victoria en las elecciones que se celebraron el pasado 9 de mayo en Filipinas, en las que consiguió más de 16,6 millones de votos, cerca de siete millones más que su inmediato perseguidor, el ministro del Interior saliente, Mar Roxas.

Duterte se ganó la confianza de los filipinos gracias a su firme promesa de luchar contra el crimen y las drogas, considerados dos de los mayores problemas del país por sus ciudadanos.

Sin embargo, el político filipino también ha sido muy criticado por numerosas organizaciones por defender repetidamente la ejecución extrajudicial de ladrones o traficantes de drogas para reducir las tasas de criminalidad.

El jefe de Estado ha insistido, además, en que reimplantará la pena de muerte en Filipinas, abolida en 2006 por la expresidenta Gloria Macapagal Arroyo.