3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
lunes 8 de agosto de 2016, 01:00

Río demuestra flaqueza en los primeros días

Por Amílcar Noguera

@cuatrocientero

Largas caminatas, excesiva congestión en el tránsito e información inadecuada de la organización deparan los primeros días de competiciones de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Es muy duro decir que Sudamérica no está preparada para albergar de la mejor manera unos JJOO. A pesar del mejor esfuerzo que ponen los brasileños y en especial los cariocas, algunas dificultades son elocuentes. La alta congestión en el tráfico genera demoras que ponen los pelos de punta a los conductores y pasajeros que buscan llegar a destinos, mas, si estos destinos son algunos de los partidos de los JJOO programados en el Parque Olímpico.

Si bien es cierto que los atletas y familia olímpica tienen línea verde exclusiva para circular, la población de Río que quiere disfrutar de los JJOO casi siempre llega tarde, a razón de que en las entradas a los estadios hay excesivos controles de seguridad, lo que está bien, pero casi siempre están habilitadas uno o dos puestos de control generan aglomeraciones de personas por más de dos kilómetros. Hubo casos, como el beach volley del primer día, en que el público iba entrando cuando ya terminaban los encuentros de la jornada, lo que generó mucha irritación al público.

Los recortes presupuestarios en la calle se observan, más aún porque fuera del circuito olímpico no se observan en las rutas o avenidas el color de los JJOO, tanto así que a los que le preguntamos si qué le parecía los JJOO, simplemente respondían: “No estoy al tanto”. No se percibe el ambiente festivo, por la poca información que transmita interés.

Lo positivo que se puede valorar y mucho es la seguridad que percibe en las calles. Los 50.000 policías y militares sitian y catean a todos los que pasan en las inmediaciones. Pero eso no quita la sensación de inseguridad cuando uno camina por la calle.

El segundo día deparó buenas sensaciones; los atletas capturan las primeras medallas y el espíritu olímpico busca olvidar aunque sea por tres semanas la difícil situación política, económica y hasta ambiental que atraviesa el vecino país. Los Juegos siempre dan una tregua; al final ese es el único objetivo; así como dice el lema de estos JJOO: “Por un mundo mejor”.