26 de septiembre
Martes
Mayormente despejado
19°
33°
Miércoles
Muy nublado
21°
33°
Jueves
Mayormente nublado con tormentas
20°
32°
Viernes
Chubascos
18°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
lunes 17 de julio de 2017, 01:00

Retornos históricos

Como no ocurría desde hace mucho en el fútbol paraguayo, el retorno de los históricos hace que el torneo local cobre un entusiasmo inusitado. La pelota comienza a rodar este viernes, donde los aficionados no pondrán excusas para ver a los ídolos, como Tacuara Cardozo, Paulo Da Silva, Darío Verón o Julio Dos Santos.

Ellos se suman a otros adelantos de aquella gloriosa Albirroja de Sudáfrica 2010, que llegaron para torneos anteriores, como Cristian Riveros (Olimpia-Apertura 2015) Antolín Alcaraz (Libertad-Apertura 2016), Roque Santa Cruz (Olimpia-Clausura 2016), Nelson Haedo Valdez (Cerro-Apertura 2017), quienes optaron por regresar a aportar la experiencia recogida en el campo internacional.

¿qué pueden aportar? Aparte del cartel atractivo como figura pueden aportar liderazgos a sus equipos, que puedan ser transmitidos a los más jóvenes que se van formando.

En el caso de Óscar Tacuara Cardozo (34 años), el paraguayo más goleador en la historia del fútbol europeo (con 140 goles), un currículum de primera en casi todos los clubes que jugó. Debutó con Libertad en la Copa Sudamericana con doblete ante Huracán. Los dos primeros goles del partido fueron de él.

Paulo Da Silva (37 años), capitán de la Selección, llegó a Libertad después de una dilatada carrera en México, con intermitencia en la Premier y Liga Española. Lo dejaron fuera en el Toluca y no dudó en volver a un equipo al que ya estuvo en el 2002-2003. Aportará su solidez y será decisivo en los partidos claves.

Por su parte, Darío Verón (37 años), estaba anunciado para Cerro, lo ignoraron, pero fue llamado por Olimpia, en su debut en la Copa Sudamericana ante Nacional demostró que en el anticipo es tan rápido como uno de 20 años.

Otro talento. Julio Dos Santos, el emblema de Cerro hasta el 2014, quiso retornar a su querido Ciclón para retirarse en la nueva olla, pero las puertas quedaron cerradas y no tuvo de otra que aceptar una propuesta de Luqueño.

El aporte del “10” será vital para dar protagonismo a un auriazul muy alicaído en el Apertura, pero de andar bien llevará a la barriada luqueña a delirar por el Kure luque.