9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 18 de octubre de 2016, 01:00

Retirados defienden a sus camaradas

Por Edgar Medina

CIUDAD DEL ESTE

Miembros de la Asociación de Policías del Alto Paraná repudiaron ayer la acción del juez Óscar Delgado López por haber enviado a un grupo de policías de la Comisaría 11ª Metropolitana en un supuesto caso de plantación de droga.

Fermín de León Rojas, presidente de la Asopap, refirió que el magistrado violó la presunción de inocencia de los agentes policiales, miembros de una institución, al escuchar solamente la versión de una persona sospechada de tener estupefacientes, la diseñadora Tanya Villalba.

Los agentes afectados son el oficial primero Gustavo Narváez, el suboficial segundo Arnaldo Lezcano y la suboficial ayudante Petrona Ovelar, imputados por varios delitos por el fiscal Isaac Ferreira.

El agente retirado sostuvo que no discuten si hubo mal procedimiento o no, sino la decisión del juez de enviar a prisión en Tacumbú a los agentes, violando la presunción de inocencia, sin haber sido investigado y probado.

“Es la palabra de una supuesta poseedora de droga en su vehículo contra la autoridad legalmente constituida. Hay que demostrar con evidencias, con pruebas”, refirió De León Rojas. Este sostuvo que hay filmación de la joven reclamando la supuesta plantación, pero no del momento en que los agentes supuestamente cometen el hecho.

Por otro lado, el abogado Rodolfo Fariña refirió que existe jurisprudencia con relación al envío de agentes policiales a Tacumbú, de que ellos no pueden ir a una prisión común, ya que están amparados por la Ley 222. “Delincuentes están recluidos en la Agrupación Especializada y a los policías los mandan a Tacumbú”, refirió.

Los miembros de Asopap también señalaron que la Policía tiene jurisdicción en todo el país, en tierra, agua y aire, ya que la división de las jurisdicciones de las sedes policiales es solamente administrativa, para recibir las denuncias. (E.M.)