28 de abril
Viernes
Despejado
24°
Sábado
Mayormente despejado
13°
24°
Domingo
Muy nublado
15°
24°
Lunes
Parcialmente nublado con chubascos
16°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Metropolitana-Interior
lunes 24 de noviembre de 2008, 00:00

Restos de nave brasileña son de buque-hospital

Por Juan José Bru
ll<br>PASO DE PATRIA <br>La Asociación Cultural Mandu?arã presentó a la comunidad de Paso de Patria, Ñeembucú, los documentos oficiales del Archivo Naval Brasileño, que confirman la identificación de la nave Eponina que formaba parte de la flota naval del imperio del Brasil durante la Guerra de la Triple Alianza, cuyos restos yacen hasta hoy en territorio de la comunidad.<br>Este navío fue consumido por un incendio, en enero de 1866, en el riacho Curuzú, en las inmediaciones de Curupayty, con 400 personas entre heridos y tripulantes a bordo. <br>Muchos historiadores y pobladores de este sitio consideraban que se trataba del acorazado Río de Janeiro. <br>Las investigaciones realizadas por el grupo de estudios históricos, con el acompañamiento del historiador naval Jaime Grau, fueron presentadas por la politóloga Silvia Páez Monges, encargada de la investigación. La disertante presentó documentos cartográficos y reportes del servicio de documentación de la Marina de Brasil, correspondientes al suceso que identifican a la Eponina como la nave siniestrada y hoy encontrada en restos (parte de la caldera de lo que fue en aquel episodio bélico) como buque hospital. <br>Páez Monges informó a las autoridades y a la comunidad en general que el trabajo de investigación del Grupo Mandu?arã será donado íntegramente a la comunidad de Ñeembucú. <br>Mandu?arã es una organización sin fines de lucro que trabaja por el rescate de la cultura, la historia y la identidad paraguayas.<br>Este grupo donó a la comunidad de Humaitá un trabajo que los pobladores de este histórico distrito consideran como un tesoro para el rescate de la identidad nacional. <br>Se trata de una investigación sobre las ruinas de Humaitá.<br> Mateo y Eduardo Nakayama elaboraron para Mandu?arã la reconstrucción virtual del templo de San Carlos Borromeo, hoy también en ruinas.<br>