26 de junio
Lunes
Mayormente nublado
20°
28°
Martes
Mayormente despejado
20°
28°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
27°
Jueves
Nublado
16°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
martes 14 de marzo de 2017, 17:17

Repudian a magistrado por decisión judicial que favorece a extranjeros

Miembros de la comisión sintierra Santa Lucía, del distrito de Yasy Cañy, Canindeyú, repudiaron la decisión del juez Ramón Alberto Florentín, de Curuguaty, por otorgar una medida cautelar de urgencia a favor de la firma Rincón Pora, para que coseche soja en las tierras que el Indert ya adjudicó a la organización.
Elías Cabral | Canindeyú

El magistrado, antes de cumplirse los 3 días luego de emitirse dicha medida como señala la ley, ya envió oficio a la Comisaría de Yasy Cañy a fin de que haga efectivo el resguardo permanente del inmueble de 12.000 hectáreas que está siendo arrendado a la firma K.L.S. S.A., bajo estricta orden de comunicar inmediatamente a la Fiscalía si alguna persona intentare impedir la cosecha y actuare con violencia.

El abogado Jorge Ríos Rodríguez, representante de los propietarios legales de las tierras, refirió que el juez Florentín violentó el debido proceso ya que toda providencia vence en 3 días, plazo que no respetó librando oficio a la Policía en el mismo día para la cobertura policial.

El profesional del derecho dijo que toda medida cautelar perjudica a terceros y en ese sentido la ley estipula 3 días para que la contraparte pueda también tener la posibilidad de accionar.

"La gente del Indert se siente impotente ante las empresas extranjeras que se apropian de las tierras públicas, la Policía se convierte también en invasor al ingresar en nuestra propiedad", acusó Ríos Rodríguez al tiempo de acusar al magistrado de que sabe perfectamente que violentó el debido proceso que establece la ley.

Por su parte, el dirigente Cipriano Méndez aseguró que el juez Ramón Alberto Florentín recibió "algo" a cambio de la decisión que adoptó.

"Hizo una maniobra y nosotros creemos que algo recibió a cambio, el año pasado ya hizo lo mismo por nosotros", indicó el labriego.

Reclamó la falta de seriedad de la Justicia, que deja en el desamparo a los pobres, y aseguró que no descabalgarán hasta llegar al final de la lucha.

En la mañana de este martes, los labriegos se constituyeron en una cantidad de 100 personas aproximadamente frente al Juzgado de Curuguaty, con la intención de que los dirigentes puedan reunirse con el juez Florentín, pero este último se negó a conversar y en contrapartida llamó a la Comandancia de la Policía Nacional para convocar a los efectivos policiales, de manera que lo resguarden.

El magistrado se encerró bajo llave en su despacho y no quiso dar entrevistas a la prensa, en tanto que la interposición de recurso de reposición y apelación en subsidio presentado ante su unidad por parte de Asunción Méndez, Cipriano Méndez y Teodora Santa Cruz Vera, bajo patrocinio de abogado, como propietarios de las tierras en cuestión, Florentín lo derivó a sus pares de Salto del Guairá para que lo estudien, en una medida considerada dilatoria, para dar tiempo a los brasileños para cosechar toda la soja con protección policial, según los dirigentes.

Unas 12.000 hectáreas de tierras estarían siendo usurpadas por varias firmas extranjeras en inmediaciones de los distritos de Curuguaty y Yasy Cañy, las cuales constituyen el fundamento de lucha de varias organizaciones sintierras, quienes aseguran pertenecen al Indert y deben ser destinadas a familias sujetas a la reforma agraria.

Sin embargo, la disputa se debe lidiar en el ámbito de la Justicia ,donde los extranjeros siempre salen ganando, a pesar de los documentos que expide la institución estatal; ante esta situación, el dirigente Prudencio Bogado dijo que volverán a ingresar a las tierras en zona de Nueva Alianza que figuran a nombre de un árabe de la firma MOFANA S.A.