23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
martes 25 de julio de 2017, 11:19

Reponen lo robado en kiosko solidario

Amigos de lo ajeno robaron ollas, cocina y un juego para niños de un kiosko comedor solidario. Pero la solidaridad del paraguayo no tardó en llegar. Tras darse a conocer en los medios de prensa, no solo se donó lo que se había robado, sino que incluso se duplicó.

"Se duplicó" confirmó feliz la encargada del comedor, Nina Montero de Stewart (69) a ÚLTIMAHORA.COM este martes.

Comentó que tras darse a conocer la triste noticia del robo de ollas y cocinas de su kiosko, donde da de comer a personas en situación de vulnerabilidad en la zona, las donaciones comenzaron a llegar.

"Trajeron dos cocinas a inducción ayer por la mañana", comentó Nina. Lastimosamente esto no les permitió cocinar porque no tenían las ollas especiales que se utilizan para este tipo de electrodoméstico.

En horas de la tarde ya llegaron dos hermosas ollas como relató la mujer, como donación de las Damas Italianas. Otra persona que llamó a averiguar qué podía donar, envió un horno eléctrico más grande del que tenían.

Posteriormente, ex alumnos del San José visitaron el local y se comprometieron con mandar construir un nuevo parquecito, el cual también fue robado aunque estaba asegurado con cadenas y candados.

Además de estos electrodomésticos, ayer y hoy el comedor recibió varias ollas de comida, asado, ensalada, mandioca, chorizo, soyo, guiso, para que puedan ser consumido por los beneficiados.

De igual manera, informó Montero que desde la mañana de este martes los trabajos pudieron reanudarse gracias a la colaboración de tantas personas-

"El paraguayo es solidario, es algo maravilloso nuestro pueblo", celebró la mujer quien junto a su esposo, y Guillermo Stewart (75). Encaró este proyecto.

Lamentó que muchas personas estén indignadas porque creen que los mismos beneficiados son los que robaron el kiosko en horas de la noche del domingo.

El comedor está habilitado hace un año y desde entonces ayuda diariamente a cientos de personas de escasos recursos, familias enteras incluso que realizan allí las dos primeras y más importantes comidas del día.

Un gran alivio para estos voluntarios es que el robo haya coincidido con el regreso a clases, porque durante las vacaciones de invierno, madres de escasos recursos llevaban al lugar a sus hijos todos los días. Estos niños generalmente son los que se alimentan solo de la merienda escolar que le dan en las instituciones públicas.