9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 12 de julio de 2016, 04:06

Renzi reconoce ralentización económica "para todos" tras aviso del FMI

Roma, 12 jul (EFE).- El primer ministro italiano, Matteo Renzi, aseguró hoy que la reducción de las previsiones de crecimiento en los países de la Unión Europea afecta a "todos" tras el "brexit", después de conocerse las estimaciones para su país del Fondo Monetario Internacional (FMI)

"Todos han reducido las estimaciones de crecimiento tras el "brexit" (la salida del Reino Unido de la Unión Europea), habrá en breve una ralentización de la economía para Europa pero a medio plazo los daños los sentirán más los ingleses", dijo Renzi.

Las declaraciones del primer ministro a una radio local italiana se conocieron después de que el FMI anunciara anoche una revisión a la baja de las previsiones para su país: en 2016 el Producto Interior Bruto (PIB) crecerá por debajo del 1 % y aproximadamente el 1 % el año próximo.

Eso significa un recorte de una décima en lo que afecta a este año y por debajo del 1,3 % previsto inicialmente para 2017; según el FMI, "los desafíos estructurales siguen siendo significativos. La productividad y el crecimiento de las inversiones son bajos", resumió la institución.

El FMI sitúa la recuperación de los niveles de crecimiento previos a la crisis (2007) solo "a mediados de 2020" y advierte de los riesgos que afronta la economía italiana, "incluyendo la volatilidad de los mercados financieros, la llegada de refugiados y las consecuencias de la ralentización del comercio internacional".

La institución reconoce los "complejos desafíos" a los que se enfrenta el país y que las autoridades de Roma "han iniciado una serie de reformas muy importantes", pero añade que es "imperativo que esos esfuerzos se apliquen completamente y se profundicen".

En los comentarios que Renzi hizo a la radio "RTL 102.5" añadió que Roma aprovechará las circunstancias que se abren con la futura salida del Reino Unido de la Unión Europea y que ya se está trabajando para acoger instituciones con base en aquel país.

"Por ejemplo estamos probando con Beppe Sala (el alcalde de Milán) para llevar allí algunas de las instituciones financieras que están en Londres y estamos viendo las posibilidades de (emitir) un pasaporte europeo, sobre lo que estudia la (Universidad privada) Bocconi".

El jefe del Gobierno italiano hizo solo una breve referencia a la situación de la banca en su país, en una profunda crisis cuya solución el Ejecutivo de Roma negocia actualmente con las autoridades de la Unión Europea.

Pero únicamente repitió un mensaje dirigido a los depositantes en los bancos italianos que ya había lanzado la víspera: "quienes tienen depósitos en el MPS (Banca Monte Paschi di Siena) pueden dormir tranquilos, es una cuestión que tiene relación con una gestión muy discutible del pasado".

Renzi declaró el lunes estar "más preocupado" por la exposición a los derivados en bancos de otros países europeos que por "los créditos morosos de la banca italiana".

El jefe del Gobierno italiano aseguró, sin dar precisiones, que un acuerdo en el seno de la Unión Europea (UE) en relación con la elevada exposición de la banca italiana a los créditos fallidos "con las reglas actuales está al alcance de la mano".