viernes 31 de octubre
Cotización del DÓLAR
G 4600
compra
G 4660
venta
DÓLAR
G 4600
compra
G 4660
venta
PESO AR
G 320
compra
G 350
venta
REAL
G 1820
compra
G 1890
venta
PESO UY
G 190
compra
G 250
venta
EURO
G 5600
compra
G 5900
venta
YEN
G 38
compra
G 50
venta
clima
28º C
Parcialmente nublado
Edición Impresa
Economía
domingo 25 de abril de 2010, 00:00

Renta Personal: ¿Es un impuesto justo?

0
Imprimir Agrandar Achicar
Por Nora Lucía Ruoti Cosp | www.ruoti.com.py

¿Es un impuesto justo la Renta Personal? El debate sigue abierto con sus posturas a favor y en contra, pero lo que no se puede negar de manera alguna es que el Impuesto a la Renta Personal es un impuesto justo, porque se basa en la Capacidad Contributiva de las personas físicas. El que tiene más, paga más y permite al que tiene menos gozar de mayores beneficios a través de los servicios que presta el Estado. Recordemos que los impuestos no deben tener como finalidad hacer frente a los gastos corrientes, sino redistribuir la riqueza y permitir a las personas más carenciadas acceso a la educación, salud, seguridad, entre otros.

Por otro lado, si bien el ingreso público se encuentra relacionado con el gasto público, cada año al aprobarse el Presupuesto General de la Nación, podemos saber en qué se gastará la recaudación y qué país tendremos: Seguiremos apagando incendios o dotaremos a nuestro querido Paraguay de las herramientas indispensables para la reducción de la pobreza y el desarrollo económico.

Recordemos que son varios los tipos de impuestos que se pueden implementar, entre los que se destacan:

El Impuesto a la Renta = Renta Empresarial + Renta Personal.

El Impuesto al Consumo = IVA - Impuesto Selectivo al Consumo.

El Impuesto al Patrimonio, no aplicado en nuestro país.

He tenido la oportunidad de participar en un debate muy interesante sobre la evolución y perspectivas del Impuesto a la Renta, especialmente en América Latina, a cargo del doctor Alberto Barriex, experto tributario del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Me gustaría compartir algunas reflexiones:

? El Impuesto a la Renta es un colaborador de las "desigualdades", porque su recaudación proviene de las ganancias, tanto de las empresas, como de las personas físicas y con dicho aporte se hace frente a los gastos sociales.

? El IVA es el impuesto más fácil de recaudar, pero es un "mal redistribuidor", pues al tratarse de un Impuesto al Consumo lo pagan todas las personas que no pueden compensar el crédito fiscal con el débito correspondiente. Al que tiene menos, abonar este impuesto le cuesta más. Con este impuesto no se logra la redistribución de la riqueza, por ello es más injusto y no respeta la "Capacidad Contributiva".

? Solamente el 10% de las personas más ricas del mundo son los que verdaderamente pagan el Impuesto a la Renta Personal. Este es un dato por demás interesante que demuestra lo "justo" de su implementación.

? Constituye una buena práctica tributaria reducir el Impuesto a la Renta de las Empresas y complementarlo con el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas. Al respecto, recordemos que antes de la vigencia de las modificaciones de la Ley 2.421/04 la tasa del Impuesto a la Renta era del 30% y fue reducida al 10% en caso de que no se distribuyan las utilidades y un adicional del 5% por la distribución dentro del país, más 15% adicional por la remesa de dividendos al exterior.

? No se debe analizar el Impuesto a la Renta Personal en forma aislada, más bien corresponde considerar el "Sistema Integrado de Impuesto a la Renta". Esto también es un punto importante. La Imposición a la Renta debe cerrar el circuito; Renta Empresarial (IRACIS) Renta del Pequeño Contribuyente (IRPC), Renta de las Actividades Agropecuarias (IMAGRO) y la necesaria complementación con el Impuesto a la Renta Personal.

Cabe resaltar que a diferencia de lo que sucede en los Impuestos al Consumo, que un mismo producto puede estar afectado por dos tipos impositivos, ejemplo Selectivo al Consumo e IVA, a los cigarrillos, bebidas alcohólicas, etc. Esto no sucede en el Impuesto a la Renta, puesto que si un ingreso ha pagado en una categoría ya no se encuentra afectado por otra categoría.

En el evento mencionado, se ha consultado al experto tributario su apreciación sobre el Impuesto a la Renta Personal y la posibilidad de que pueda ser controlado sin la exigencia de la Declaración Patrimonial Inicial y/o Anual. Al respecto, el mismo expuso que existen diversas posturas sobre el tema. Los países más desarrollados utilizan el sistema de "total transparencia" en la información, con lo cual el control es fácil e incluso no hace falta que el propio contribuyente presente la declaración, pues la misma está disponible en los diferentes sistemas de información.

Otra alternativa es implementar el Impuesto a la Renta sobre la base de "retenciones", lo cual no requiere de una declaración jurada muy compleja. Esto no es aceptado por la mayoría de los empresarios y/o potenciales contribuyentes, pues en caso de que las retenciones se hubieran realizado "en exceso", el fisco debería devolver en forma automática el impuesto pagado de más.

Si no se cuenta con "información disponible y fidedigna", y no se utiliza la figura de las retenciones, la Declaración Patrimonial Inicial y Anual son necesarias para un eficiente control.

Próxima entrega: ¿En qué se diferencia el Impuesto a la Renta de Paraguay con el implementado en los demás países de Latinoamérica?

Aviso:
- Los comentarios vertidos en las notas son de exclusiva responsabilidad de quienes lo emiten
y no reflejan la postura de Editorial El País S.A.
- Los mensajes de tipo SPAM serán eliminados.
0 Comentarios