2 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 16 de octubre de 2016, 11:27

Reforma de pensiones, clave en el camino para superar la crisis fiscal salvadoreña

Panamá, 16 oct (EFE).- El Salvador está urgido de una reforma al sistema previsional, uno de los factores determinantes en la crisis fiscal que afronta el país por causas estructurales, como la deficiencia en la recaudación y la baja productividad, que generan una situación de déficit permanente.

La amenaza de impago de la deuda a corto plazo es un "reflejo de la falta estructural de ingresos para financiar" el gasto público, que se evidencia "en la persistencia del déficit fiscal, que en los últimos años ha rondado el 4 % del producto interno bruto (PIB)", explicó a Efe el director del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Jonathan Menkos.

El Gobierno salvadoreño admitió en septiembre pasado el peligro de un impago de su deuda a corto plazo, si el Congreso no aprueba una emisión de 1.200 millones de dólares, y esta semana inició las negociaciones con la oposición con el acompañamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Menkos señaló que en los últimos 7 años casi la mitad del déficit salvadoreño lo ha generado el régimen previsional, que fue privatizado en 1996 en un proceso que, en teoría, incluía una transición ordenada de la responsabilidad de la deuda que, en la práctica, no se dio.

El Salvador pasó de un sistema previsional de reparto a uno de capitalización individual, lo que produjo que muchos salvadoreños no tuvieran la posibilidad de acumular suficientes recursos para obtener pensiones apropiadas, por lo que el Gobierno aceptó la responsabilidad de financiarlas.

Así lo explica el informe "El Salvador, en la búsqueda de un acuerdo nacional de sostenibilidad fiscal", elaborado por el Icefi con el apoyo de la Embajada de España y que analiza la situación fiscal del país entre 2001 y 2015.

"Solo de 2001 a 2006, el Estado destinó 1.401,6 millones de dólares para el pago de pensiones, lo que fue financiado principalmente con la emisión de eurobonos", dijo Menkos a Efe.

En 2006 se creó el Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP), "cuyo fin único es la emisión de títulos de deuda para financiar" los compromisos con la seguridad social, dijo el economista con máster en Gobierno y Políticas Públicas en América Latina por la Universidad Pompeu Fabra/IDEC de Barcelona.

"En diciembre de 2015, el FOP acumulaba un total de 3.478,7 millones de dólares, es decir, un 13,5 % del PIB. De continuar la tenencia de endeudamiento, en Icefi estimamos que el nivel acumulado de deuda, solo como consecuencia del sistema previsional, alcanzará el 22,3 % del PIB en 2025", alertó Menkos.

Por ello, aseguró, "es urgente reformar el sistema previsional", y no solo por el problema fiscal, sino también porque "cubre al 25 % de la población económicamente activa, es decir, que contribuyentes que no tienen acceso (al sistema) deben pagar impuestos para financiar la previsión social de unos pocos".

Esa reforma debe ser planteada en un máximo de 6 meses por una comisión integrada por trabajadores, empresarios y gobierno, con el fin de "universalizar progresivamente el sistema y financiarlo de manera sana sin olvidar los principios de solidaridad y equidad", dijo Menkos.

La reforma de la seguridad social es uno de los puntos que debe estar incluido en "un acuerdo fiscal integral que, a partir de las necesidades de crecimiento y bienestar, aborde mejoras en los ingresos tributarios, un gasto más efectivo y ordenado, y el manejo de la deuda pública", dijo Menkos.

En ese acuerdo fiscal integral se incluye la aprobación urgente de la emisión de 1.200 millones de dólares "para sanear" la deuda a corto plazo o Letras del Tesoro (LETES), añadió.

La emisión de LETES es una alternativa empleada por el Gobierno salvadoreño principalmente para financiar erogaciones no incluidas en el presupuesto, y para cubrir subsidios a servicios básicos como gas licuado y la electricidad, según Icefi, que tiene su sede en Guatemala.

La política fiscal salvadoreña "lleva muchos años siendo utilizada para la supervivencia y no para el desarrollo", y los "continuos problemas de liquidez se ven reflejados en el uso recurrente de las LETES", dijo Menkos.

Regular el uso de las LETES "solo para cubrir problemas estacionales de ingresos", crear un impuesto predial y mejorar la recaudación tributaria, que representa el 90 % de los ingresos disponibles para financiar el presupuesto, son asuntos que deben ser abordados pronto por El Salvador, un país cuyo crecimiento económico real se ha estacionado en alrededor del 2 % anual.

También establecer una "ruta para la disminución del saldo de deuda pública, que ahora supera el 60 % del PIB", dijo el director del Icefi.