11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 2 de agosto de 2016, 02:00

Reeligen a decano de Medicina y temen que la claque retorne

Laurentino Barrios seguirá como decano de la Facultad de Medicina hasta el 2021, al igual que su vice, Gustavo Machaín. Estudiantes y médicos no docentes advierten que se abona el terreno para el regreso de los sumariados.

El Dr. Barrios fue reelegido como decano de la Facultad de Ciencias Médicas (FCM) de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) al igual que su vice, el Dr. Machaín, quien está vinculado "estrechamente" a la administración anterior.

No obstante, ambos perdieron la confianza de los representantes estudiantiles y los egresados no docentes por "haber dilatado", en connivencia con los consejeros docentes, el proceso sumarial contra las quince ex autoridades de la institución y que ahora está paralizado debido a una medida cautelar.

Por mayoría de ocho votos, los miembros del Consejo Directivo depositaron su confianza en Barrios y Machaín para que continúen en sus cargos, ocupados desde diciembre último, tras la renuncia de las anteriores autoridades (decano y consejeros docentes).

La presencia de Barrios en el decanato de Medicina puso paños fríos al conflicto, pues mantuvo un perfil pacificador y se mostró abierto con los sectores irreconciliables del estamento docente y universitario.

El decano agradeció la confianza puesta en su persona y pidió a todos: "Trabajemos para mejorar la institución, reafirmando en ese sentido, nuestra política de puertas abiertas, siempre en la búsqueda del consenso, la justicia, el respeto, la equidad y el bien común".

Reforma. Los estudiantes hoy rechazan la figura de ambas autoridades electas porque dejaron correr "dos meses" para designar jueces instructores que retomen la investigación sobre las irregularidades denunciadas. Ahora, ponen todas sus fichas a la reforma del Estatuto de la UNA, de modo de lograr la paridad representativa con miras a la recomposición del Consejo Directivo en octubre próximo.

"Los cambios en el Estatuto que permitan la paridad en instancias de Gobierno evitarán que se sepulte la lucha. Esa reforma debe llegar antes de las elecciones; así tengamos que volver al Rectorado y parar toda la universidad", lanzó Amalia Ríos, representante estudiantil.

La Dra. Lorena Fontclara, a su vez, avizora que el decano reelecto no duraría en el cargo, pues se rumorea –dijo– que el equipo de los que están sumariados se prepara para tomar el timón de la casa de estudios, tras la renovación del Consejo Directivo. Fue infructuoso el intento –acotó– de reunirse con Barrios para advertirle sobre un posible "golpe institucional".

"Cuento con la ayuda y soporte muy grande de profesores. La gente cambió la UNA. No va a ser más como antes, yo mismo les exijo a todos que cumplan con sus trabajos", retrucó Barrios al ser consultado sobre dicha posibilidad.