21 de septiembre
Miércoles
Mayormente despejado
23°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
18°
29°
Sábado
Nublado
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
martes 11 de julio de 2017, 01:00

Reducir la evasión y cumplir las normas

PREGUNTAS: Vi que Santiago Peña, en plena campaña electoral, pone como prioridad, en la política tributaria que tiene en mente, la lucha contra la evasión. Nadie discute la importancia de eso. Pero claro que también hay que legislar y reglamentar mejor las normas impositivas que nos rigen. Lo hemos visto en la discusión en torno al “impuesto a las exportaciones”, gracias a la cual salió a la luz que la soja estaba pagando solamente el 5% del IVA, pudiendo el Ejecutivo aumentar la tasa al 10%, y que la ley del Iragro, el de la renta agropecuaria, todavía no permite cobrar impuestos por distribución de utilidades, como ya lo hace el Iracis, el impuesto a la renta comercial, industrial y de servicios. Por otro lado, la lucha contra la evasión no debe distraer de la necesidad de aumentar los impuestos existentes a los cigarrillos y a las bebidas alcohólicas, que están muy bajos en comparación con la región. ¿Puede hacernos comentarios o darnos informaciones más actuales al respecto?

RESPUESTAS: Estoy de acuerdo con usted. Todo es cierto, tanto lo dicho por Peña como lo escrito por usted. A mí me gusta la frase: “Luchar contra la evasión y simultáneamente mejorar las normas tributarias. Tenemos que cumplirlas y hacerlas cumplir, así como aumentar los impuestos a los cigarrillos y bebidas alcohólicas. No crear nuevos impuestos, sino utilizar los actuales, aumentando en algunos casos las tasas y la base imponible”. La suelo repetir con frecuencia. Eso resume ya un buen plan de política tributaria.

Pero usted verá que nuestros candidatos a presidentes de la República no incursionan en cuestiones tributarias, sino muy de paso y repitiendo siempre lo mismo: “No crear nuevos impuestos y combatir la evasión”. Eso es necesario, pero no suficiente. También hay que proponer lo expuesto en esa frase anterior entre comillas. Afortunadamente, el imperio de las circunstancias, especialmente la escasa recaudación por alta evasión, hace que Hacienda se vea impedida a cobrar mejor los impuestos y a mejorar el gasto público, necesidad urgente.

ESCASA RECAUDACIÓN LLEVA A PACTOS POLÍTICOS. Eso conduce a ciertos pactos políticos, no siempre conformes a las normas básicas vigentes, como el visto recientemente en la articulada alianza entre el movimiento político de Cartes, dentro del Partido Colorado, con el llanismo (fracción del liberalismo cartista) y el Frente Guasu, la “izquierda” paraguaya. Parte del último pacto por lograr mayorías en el Congreso fue la propuesta de reflotar el “impuesto a las exportaciones”, rechazado por la mayoría de técnicos, de los legisladores, de los políticos y de los gremios empresariales.

AUMENTAR IVA Y AJUSTAR EL IRAGRO. Eso hizo que se planteara como posibilidad alternativa el aumento del IVA para la soja, el ajuste del Iragro al Iracis y alguna que otra medida coadyuvante no debidamente explicitada, como la mencionada “reducción de deducibilidades” (¿¡cuáles!?) y la eliminación de la compensación de pérdidas presentes por ganancias futuras, actualmente establecida por el Iracis. Esto último desapareció de los medios y aparentemente del vocabulario de los técnicos del Ministerio de Hacienda.

APOYO INTERNACIONAL PARA CIERTAS REFORMAS. Los organismos internacionales, que brindan asistencia técnica y crediticia al país, tales como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Monetario Internacional, suelen ser claros en la necesidad de que Paraguay combata frontalmente la evasión así como cumpla y haga cumplir las normas tributarias, introduciendo mejoras en ellas, como las citadas arriba. Suelen poner énfasis también en la reducción de las generosas deducibilidades en el impuesto a la renta del servicio de carácter personal.

Dr. Ricardo Rodríguez Silvero