10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
viernes 2 de diciembre de 2016, 01:00

Recurren a la solidaridad para poder alimentar a niños de un hogar de CDE

En el barrio 23 de Octubre, de la capital del Alto Paraná, activa el Hogar Santa Teresa, donde acuden 216 infantes. Ahora iniciaron la colonia de vacaciones y poseen baja disponibilidad en varios rubros.

Noelia Duarte Solís

CIUDAD DEL ESTE

Son 216 niños del Hogar Santa Teresa del barrio 23 de Octubre de Ciudad del Este. Ayer comenzó la colonia de vacaciones y la disponibilidad de rubros para alimentarlos es limitada, por lo que se recurre a la solidaridad ciudadana para que la actividad tenga el éxito deseado.

Los chicos asisten al hogar en dos turnos. Un grupo de 100 infantes van a la mañana, de 7.00 a 11.00, y otro grupo de niños acuden al lugar de 13.00 a 16.30, aproximadamente. Reciben alimentos a la media mañana y a la tarde, antes de retornar a sus casas.

Silvia Cabral, una de las responsables del Hogar Santa Teresa, explicó que toda donación será bienvenida, pues ellos prepararán los alimentos que los chicos requieran o si llevan los no perecederos serán aprovechados satisfactoriamente para cada niño.

"Para muchos esa merienda de media mañana es el almuerzo y para los de la tarde es prácticamente la cena. Ahora los fondos para la colonia de vacaciones se nos complican, ya que nosotros trabajamos con autofinanciación", explicó la funcionaria.

USAN MATERIALES RECICLADOS. Son niños de 7 a 14 años los que concurren a la colonia de vacaciones, todos residentes entre los barrios Santa Ana, 23 de Octubre y algunos asentamientos de los alrededores.

Este grupo de personas reaprovechan materiales reciclados para adornos navideños, hacen manualidades y juegos diversos, con las orientaciones de los responsables.

También serán bienvenidos los aportes de materiales escolares, pinturas, témperas, hojas blancas, pinceles y todo lo que les ayude para las actividades en la colonia de vacaciones que debe concluir a finales de enero.

EL HOGAR. Desde este año el Hogar Santa Teresa funciona como un centro abierto, ya no quedan los chicos como en un internado, pero desarrollan las actividades escolares, de acuerdo con el plan de estudios establecido por el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) para la escolar básica.

Esta semana se realizó la clausura de actividades y entregaron a sus padres algunos materiales que trabajaron en sala de clases, con adornos navideños.

Se buscó incentivar su creatividad con esas manualidades que sirvieron como un premio a su esfuerzo durante el año.

LEJOS DE FLAGELOS. Ahora, la intención de los responsables del hogar es tenerlos ocupados, lejos de vicios, malas influencias y otros flagelos que aprovechan el estado de vulnerabilidad de los niños para someterlos.

Cabral manifestó que el barrio donde están instalados es una zona sensible, donde estos pequeños quedan expuestos a ese tipo de males.

"Ellos son chicos en situación de emergencia, cuando no poseen lo básico en la casa o no tienen una atención adecuada, ellos mismos optan por permanecer en la calle; por ello nosotros, desde el hogar, buscamos hacerles la contención. Por lo menos mediodía están con nosotros y el resto del tiempo van a sus casas", expresó Cabral.