4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Especiales
domingo 10 de julio de 2016, 01:00

“Recuerdo al evento de la Costanera como el de la multiplicación de panes”

Servidores recordaron ayer el primer año de la venida del Papa con un encuentro nacional en Tupãrenda. Luz Núñez, una de las líderes de los equipos, recordó cómo hicieron para que alcance a todos el agua.

Luz Núñez trabaja en un estudio contable y vive en Lambaré. No dudó ni un instante en acudir al llamado para convertirse en servidora durante la venida del papa Francisco, el año pasado.

Formó parte del equipo de abastecimiento y el resto de los chicos la llaman la "mamá guasu" del equipo, por su carisma y dote de líder.

Núñez también fue una de las organizadoras del Encuentro Nacional de Jóvenes que se realizó ayer en Tupãrenda para rememorar la histórica visita del Sumo Pontífice a nuestro país y el trabajo de los servidores durante su estadía.

"Recuerdo al evento de la Costanera como el de la multiplicación de los panes, pues esperábamos a unos 20.000 jóvenes, sin embargo, aparecieron como 200.000. Pensé que el agua que tenía que repartir no alcanzaría. Yo solo repartía y repartía, pero el líquido jamás se acabó", dice con certeza la joven.

Las memorias de Luz sobre aquellas jornadas son todas positivas, pues asegura que pese a las pocas horas de sueño, la energía que le transmitió Francisco pudo más que cualquier dificultad que se le presentó.

"Creo firmemente que el papa Francisco unió a la juventud en el Paraguay con sus mensajes, incluso con su mera presencia. En todo el mundo lleva palabras de acción que despiertan a ese gigante dormido que es hoy la juventud", dice emocionada la servidora.

De vuelta. Varios de los servidores presentes en el primer encuentro nacional por la visita del Pontífice se reencontraron luego de un año.

No obstante, muchos permanecieron en contacto en todo este tiempo, incluso sirviendo en situaciones de emergencia, como la inundación que azotó al país a fines del 2015.

"Se formaron pequeños grupos de servidores y fuimos a los bañados, a Ñeembucú y también al Chaco para ayudar con lo que se podía", cuenta Luz.

Los cerca de 250 jóvenes que llegaron hasta el santuario de Ypacaraí en Tupãrenda participaron de una misa dirigida por el sacerdote Óscar Saldívar y que siguió con una adoración al Santísimo. Más tarde, expusieron objetos relativos a la estadía de Jorge Bergoglio y al trabajo de los jóvenes. El reencuentro culminó con un concierto donde grupos católicos deleitaron con su música.